12. CONCLUSIONES DE LOS GRUPOS DE DISCUSIÓN

 

En el proceso de elaboración del Plan destacan la participación y aportaciones de los grupos de discusión y mesas sectoriales, donde se han elaborado diagnósticos y se han recogido ideas para incluir en estrategias futuras y acciones concretas. La  composición de los grupos se configuró con relación a la implicación y representatividad de las personas en los distintos sectores.

 

Se perseguía aglutinar a un colectivo que abarcase un amplio espectro de actores e intereses del mundo rural, con el fin de recoger diferentes visiones del ámbito rural de la isla, partiendo evidentemente de la hipótesis de una realidad de Gran Canaria, donde confluyen multitud de intereses, poderes y percepciones.

 

Hubo varias mesas de discusión, de donde se han recopilado una síntesis cualitativa de los distintos sectores.

 

Los grupos que se organizaron fueron siete: “medio ambiente y desarrollo rural; administraciones públicas; agricultura de mercado interior; agricultura de exportación; ganadería de lácteos; ganadería de carne y avícola; e industrias agroalimentarias”.

 

 

12.1. Grupo de discusión de “medio ambiente y desarrollo rural”

 

En este grupo destacamos las siguientes aportaciones:

 

q       Se advierte una desconexión entre la normativa ambiental, su aplicación y la realidad del mundo rural, que está originando abandono de los terrenos cultivados y las explotaciones ganaderas por las dificultades que supone mantener estas actividades. Además se señala que el sector primario sufre una grave indefinición en los procesos de planificación. Es necesario configurar equipos multidisciplinares con sensibilidad hacia el sector primario en materia de planificación y se hace imprescindible una mayor coordinación entre las distintas administraciones.

q       Es evidente que hay que velar por los valores naturales de los espacios naturales, pero las tradiciones rurales corren peligro por un exceso de proteccionismo. Es necesario articular una interacción no excluyente entre ganadería, agricultura y conservación. De hecho el abandono paulatino del sector primario está teniendo consecuencias ambiéntales irreversibles como la pérdida de variedades locales y la pérdida de paisajes agrarios.

q       Las dificultades burocráticas aburren a muchos agricultores y ganaderos e impiden a algunos de ellos, por agotamiento en conseguir todas las autorizaciones, realizar su actividad dentro de la legalidad.

q       Se señala que hay una fuerte desvinculación entre las personas y el territorio.

q       El mundo urbano está empujando al abandono del campo, ya sea por su demanda ambiental de las Medianías y Cumbres o por el modelo de vida preferente que no valora en justa medida la profesión de agricultor y ganadero.

q       Sobreexplotación del acuífero y desvío de aguas de las Medianías para las zonas costeras. La experiencia reciente en cuanto a la explotación de recursos hidráulicos exige una inminente gestión sostenible de este recurso.

q       En cuanto a las reforestaciones es necesario compatibilizar las nuevas plantaciones con las necesidades de pastos y buscar una rentabilidad económica a esas nuevas repoblaciones. Por tanto es recomendable potenciar los sistemas agroforestales.

q       En materia agrícola se apunta que hay fuertes restricciones presupuestarias y el Gobierno de Canarias no hace mucho para cambiar esta tendencia.

q       Existen graves problemas de residuos agrícolas y ganaderos que necesitan una solución urgente.

q       Contemplar la agricultura, la ganadería y la selvicultura como sectores estratégicos para Gran Canaria.

q       El Plan de Desarrollo Rural debe prever financiación para formación, especialización, diversificación agraria, potenciar la agricultura biológica y apoyar la comercialización de producciones locales

q       Es necesario pensar en un plan de desarrollo que sea multisectorial e integral, donde se impliquen todas las Consejerías y todas las Administraciones. Debe ser un plan para el mundo rural, ejecutado en el mundo rural y que se potencie la participación de los agentes del sector.

 

12.2. Grupo de discusión de “administraciones públicas”

 

En este grupo destacamos las siguientes aportaciones:

 

q       Es algo común la escasa participación y colaboración entre personas de distintas administraciones motivado, en gran parte, por la falta de comunicación y coordinación que hay entre ellas. La norma habitual es la estanqueidad entre departamentos. La urgencia también origina que muchos de los Ayuntamientos se preocupen de lo inminente y descuiden aspectos de coordinación. Es evidente, que en ocasiones, la falta de planificación motiva estos problemas de urgencia que impiden pensar en mayores cotas de coordinación. En cualquier caso, la creación de las Agencias de Desarrollo Local municipal en esta última década, ha posibilitado crear un nexo de unión entre las distintas administraciones y se debería hacer un esfuerzo en la creación de mesas de trabajo conjunta en donde sentar a los distintos agentes implicados y donde, también, tengan su protagonismo las fuerzas de la oposición en el plano político.

q       Es conveniente dotar de mayor formación al personal de los distintos Ayuntamientos, inculcando la necesidad de coordinación y aprovechar la oportunidad para establecer foros de comunicación entre Administraciones

q       Se plantea la conveniencia de centralizar algunos aspectos pero se reconoce que, a veces, la lentitud y el exceso de burocracia es el freno que ralentiza las actuaciones en pro del desarrollo rural.

q       Hay una apuesta para la creación del Foro Canario del Mundo Rural, que esté conformado por la mayor representatividad posible de los actores socioeconómicos y políticos insulares. Ello sería como resultado de dotar de una visión dinámica al Plan de Desarrollo Rural y de las Medianías de Gran Canaria en la que se podría hacer un seguimiento al mismo, así como enriquecerlo con las aportaciones del Foro.

q       Se plantea la conveniencia de crear una mesa de periodicidad trimestral, formada por las Administraciones y agentes interesados, que hagan una valoración y seguimiento de la ejecución del Plan.

q       Es algo reiterativo que hay una desconexión entre la realidad del mundo rural y las administraciones públicas, así como que falta de fluidez y mayor contacto para trasmitir las investigaciones y estudios que hacen referencia a la agricultura y ganadería a los propios interesados.

q       En la actualidad estamos en un contexto de inercia administrativa, estrangulamiento burocrático y de ralentización. Es el momento de dotar a los Ayuntamientos de mayor capacidad de maniobra.

q       Es necesario agilizar la recogida de datos que actualicen los existentes y se adapten a las necesidades del sector; posiblemente hay que cambiar las fuentes de información y sistematizarlas de manera que tenga utilidad en la toma de decisiones.

q       Tanto los políticos como los gestores y técnicos de la Administración, deben modificar sus pautas de trabajo y fomentar la participación conjunta, así como tener una visión que supere los localismos, con intervenciones supramunicipales e incluso insulares.

 

12.3.  Grupo de discusión de “agricultura de mercado interior”

 

Se sintetiza en las siguientes conclusiones:

 

q       Es necesario mejorar la calidad, valorizar y diversificar la producción local. Por tanto un hecho que sería diferencial es el de certificar la calidad y el origen.

q       Parece necesario fomentar la comercialización en los mercadillos locales

q       Se hace imprescindible elaborar potentes campañas de marketing y reeducar a los consumidores.

q       Los consumidores han cambiado sus pautas de consumo y habrá que adaptarse a sus nuevos gustos.

q       Se plantea la idoneidad de recuperar variedades tradicionales.

q       El mantenimiento de precios desde hace más de 10 años, ha obligado intensificar la producción, con lo que la calidad se ha descuidado. Ha primado la cantidad. Hace falta tecnificación pero, para ello, se necesita financiación barata y auxilio público.

q       Ha habido una fuerte inversión en la reutilización de las aguas depuradas, pero el resultado es que el agua es de muy mala calidad, hecho que frena a los agricultores a regar con este tipo de agua. Sería necesario ampliar la producción de agua desalada para la agricultura o incorporar terciarios a las depuradoras.

q       La profesión del agricultor debe ser dignificada y no perseguida como un especulador o delincuente  urbanístico. Cada vez que un agricultor pide una autorización para construir algo, se mira con lupa y se desconfía de él. Por otro lado, la planificación no tiene en cuenta el escaso suelo agrícola con el que contamos. Si hay que hacer una nueva carretera, que “mejor sitio que una finca en explotación”.

q       La formación se debe fomentar y actualizar.

q       El problema de los residuos es de todos, no sólo del agricultor. La Administración debe poner la infraestructura y la recogida de los mismos de una forma cómoda. ¿No es cierto, que la basura urbana ya tiene un sistema de recogida cómoda y rápida? Pues los residuos agrícolas debería contar con un sistema ágil y económico puesto que, además, según las actual ley de residuos son asimilables a los residuos urbanos.

q       En ocasiones los agricultores para no perder demasiado dinero, venden por debajo de costes. (En ocasiones no hay una estructura de costes bien delimitada) Ello posiblemente se debe a la ausencia de planificación y nulo intercambio de información en el sector,

q       La producción de agricultura ecológica está vendiendo a unos precios estables y sin grandes problemas. Parece interesante apoyar, económica y técnicamente a la agricultura ecológica la, así como las experiencias en lucha integrada.

q       En el mercado quien controla los precios no son los productores, sino los intermediarios o los mayoristas.

q       En cuanto a los controles de los productos que entran en las islas, son prácticamente inexistentes, tanto en frontera como en los puntos de almacenamiento y venta del mercado interior.

 

12.4. Grupo de discusión de “agricultura de exportación”

En este grupo se advierte que los planes son normalmente una carta a los reyes magos y este Plan, posiblemente, no sea una excepción; en cualquier caso, se alaba la idea de un plan de desarrollo rural para la isla y se afirma que “ya era hora”. Se detecta en este grupo una fuerte crítica a la gestión histórica del Cabildo en materia agrícola.

 

Las aportaciones más destacadas son:

 

q       Se advierte el buen nivel de tecnificación que posee la agricultura de exportación, aunque se necesita personal mejor formado. Hay carencia de recursos humanos cualificados para las nuevas tecnologías.

q       La cambiante normativa del entorno en donde se vende la producción nos hace que tengamos que adaptarnos rápida y económicamente o, sino, dejamos de ser competitivos y morimos. La variedad de productos competitivos es muy limitada (plátanos, tomates, flores y pepinos) y la diversificación de la producción casi no tiene cabida en este sector.

q       Se insiste en reforzar el control de las plagas. Por los puertos y aeropuertos no se pueden entrar lo que a uno le da la gana. Hay que controlar y sancionar a los infractores.

q       Parece conveniente subvencionar a los agricultores por su trascendencia paisajística en el ámbito insular

q       La agricultura es un elemento clave en la realidad insular y el Cabildo ha despreciado históricamente a este sector. El mismo Cabildo debería clarificar que quiere de la agricultura y que va a hacer para la agricultura.

q       Es necesario integrar e interrelacionar la agricultura con los distintos sectores.

q       Una tendencia a desarrollar son las producciones ecocompatibles, que cada vez tienen mayor demanda en nuestros mercados de destino.

 


12.5. Grupo de discusión de “ganadería de lácteos”

 

 

Los asistentes dan una visión del sector e insisten en la necesidad de la planificación del mismo. Las concusiones a señalar son:

 

q       Las grandes superficies están dificultando la comercialización de los pequeños productores artesanos. El producto que se vende en una gran superficie no es el mismo que el del pequeño artesano y así no se puede competir en igualdad de condiciones. El del pequeño artesano es más caro, diferenciado y de calidad. Por tanto, en caso de utilizar la gran superficie como centro de venta, los productos artesanos deberían tener una consideración diferente. Además la ley no ampara con todas las garantías al queso artesano. Hay que subvencionar la adopción por parte de las queserías artesanas la aplicación de la normativa sanitaria. Por otro lado se habla de un fraude en el sector que es cada vez más confuso y que hay que perseguir con seriedad y rigor.

q       Hay una preocupante descoordinación entre Direcciones Generales del propio gobierno de Canarias. Una da unas directrices que parecen definitivas y luego viene otra y las modifica o complementa. Los errores de coordinación son continuos y reiterados

q       Debido al creciente problema de los residuos ganaderos, se plantea la urgencia de planificación del sector en donde se normalice la situación y se recomiende los plazos a seguir por los ganaderos. Desde el punto de vista territorial hay que proteger los usos tradicionales y no pasar el rodillo legislativo por encima de los usos y costumbres del pueblo.

q       Los costes del forraje y alimentación del ganado es uno de los problemas graves con que cuenta el sector.

q       Otro problema grave es la falta de relevo generacional.

q       Hay que mejorar los canales de información y formación al sector.

q       La mejora genética es una actuación que se debe prever con la coordinación de todos los implicados.

 

12.6.  Grupo de discusión de “ganadería de carne y avícola”

 

Este grupo comenta que no está muy de acuerdo con el análisis DAFO repartido con anterioridad a esta sesión y las aportaciones que hacen se resumen en:

 

q       En momentos tan trascendentales para el sector ganadero, parece mentira que no se haya aprovechado la coyuntura para potenciar los controles de entrada de animales. Ello beneficiaria a la sociedad en general y al sector en particular.

q       En este contexto también es el momento de apostar por la gran riqueza genética que hay en Canarias y crear un centro de alta selección genética.

q       Existen problemas serios con la inspección sanitaria y las trabas que se imponen al ganado en el matadero, pues pueden retraer al ganadero y éste  podría matar el ganado por su cuenta e introducirlo de una manera u otra en el mercado.

q       Habría que hacer una normativa específica para la realidad de Canarias.

q       Es prácticamente imposible que, en un futuro cercano, la producción local pueda competir con la producción importada.

q       Los intermediarios se llevan un alto porcentaje del precio final de producto. Por tanto hace falta buscar nuevos canales de comercialización y distribución.

q       Se advierte de la peligrosidad sanitaria de los polígonos agroganaderos debido al posible contagio de las plagas de los diversos rebaños.

q       Hace falta una mayor dotación presupuestaria en materia de investigación y para incorporar procesos de tecnificación del sector.

 

12.7. Grupo de discusión de “industrias agroalimentarias”

 

 

En este grupo sobresale el clima de colaboración que hay entre todos y coinciden en bastantes aspectos. Las aportaciones más relevantes se relacionan a continuación:

 

q       Se vuelve a mencionar los problemas de las grandes superficies como lugar complicado para negociar e introducir la producción. Además, tampoco tienen necesidad ni gran empeño en vender productos de la tierra. Las condiciones que ponen no las puede soportar un pequeño productor. Se detecta una nula defensa de los productos canarios.

q       La unión del sector ayudaría para negociar frente a los distribuidores

q       Hay que reeducar al consumidor porque a la postre es quien manda. Pero evidentemente el poder de las multinacionales es enorme. Por otro lado, la Administración, que fue quien autorizó las instalación de las grandes superficies, podía haber recomendado la preferencia de venta de los productos locales.

q       Habría que aprovechar las promociones turísticas e institucionales para promocionar los productos de la tierra, e introducir las producciones agroalimentarias locales, como producción artesana que tuviera promociones y utilizara los puntos de venta de la  FEDAC o puntos similares.

q       Los restaurantes tampoco ofertan productos de Gran Canaria.

q       Es inconcebible que no haya habido una promoción institucional de la gastronomía canaria con productos de aquí. La cocina es la que debería dar el empujón inicial. Acostumbrar al consumidor y pronto éste tomará el relevo. Jornadas de gastronomía canaria, semana de la cocina canaria, etc. Hacerla en multitud de restaurantes y hoteles. Así calaría en los consumidores.

q       Hay una competencia desleal entre los que tenemos los requisitos legales para estar dentro de la ley y los que producen clandestinamente con precios más baratos.

q       Las campañas de marketing, el embalaje, la etiqueta, etc., es un proyecto que aún está por potenciar.

q       La formación vuelve a salir como tema estratégico a impulsar. Formación en gestión empresarial. Formación en la solución y reconocimiento de puntos críticos en la producción, formación para mejorar  la calidad y comercialización, etc.

q       La continuidad en el trabajo iniciado es esencial. No se debe estar a expensas del gobierno que esté en el poder. Por tanto, habría que hacer un pacto institucional con todos los sectores implicados y que no deshaga lo hecho por que quien gobierna sea distinto al que gobernó la legislatura anterior.

q       La cultura debe hacer una apuesta seria por la producción local.

q       La sensación de fraude también es preocupante. Hay que perseguirlo para poder hacer promociones serias y verídicas para la población. En ocasiones da la sensación que se hace más esfuerzo en controlar a los legales que en erradicar el fraude.

q       El control de la entrada de productos aparece prácticamente en todos los grupos. En éste se pone énfasis en la necesidad de fortalecer los controles contra el fraude y  prohibir la venta de productos que no son canarios y que se comercializan como locales.