Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Gran Canaria
Multimedia

Podcasts


Ruta de Valleseco

 

Valleseco

¿Sabía usted que la ruta que ha elegido le llevará a visitar el municipio más joven de la isla?

Pues así es, Valleseco fue un Pago de Teror hasta 1842 y fue el 29 de enero de ese mimo año cuando se eligió la primera corporación municipal. Para llegar al municipio desde Las Palmas de Gran Canaria hay varias opciones. Yo le acompañaré por la vía del Norte, la más corta a mi parecer sin dejar de ser una ruta maravillosa y placentera por los paisajes que bordean la carretera.

Circulando por la autovía del norte y pasando por Arucas, llegaremos a un cruce que nos permite coger la GC-30, dirección Firgas. Siguiendo este recorrido aparecerá una señal que nos indica Valleseco.

El recorrido nos permite observar las plantaciones de plataneras abundantes en el norte de la isla y en diferentes puntos del trayecto podemos admirar las vistas de la costa que nos mostrarán desde la montaña de Guía hasta la Isleta. También al borde de la carretera podemos ver las señales de la red de senderos que cubre el municipio y sus aledaños.

Tras haber recorrido 26 kilómetros desde la capital llegamos a Valleseco. La orografía del terreno, sus profundos valles y barrancos y su gran riqueza vegetal, se traduce en más de un 80% del territorio protegido por Espacios Naturales.

 

Ermita Luis Gonzaga

Según entramos a Valleseco, vamos como si fuéramos al casco urbano, pero antes, me gustaría llevarle a un lugar muy especial y para ello, en el cruce donde señala casco urbano encontramos una señal a Valsendero, la seguimos por la GC- 305. Al llegar a Valsendero podemos ver la Ermita de Luis Gonzaga que fue bendecida en 1425 por el cura Párroco de San Vicente Ferrer. Tras esta visita podemos continuar por la misma carretera.

 

Parque Rural de Doramas: Barranco de la Virgen y Barranco Oscuro

Este trayecto se va volviendo cada vez más y más verde, los bordes de la carretera dan muestra de la variedad de vegetación que puebla la zona y nos lleva a uno de los barrancos principales que cruza el municipio de Valleseco, El barranco de la Virgen.

Si continuamos por esta carretera, siendo el último tramo pista de tierra, llegaríamos a Firgas.

¿Puede ver la laurisilva? Son reductos del bosque de Laurisilva que antaño poblaba todo el interior de la isla. Esta zona es parte del Parque Rural de Doramas y uno de los principales tributarios es el Barranco Oscuro, donde nos encontramos ahora. Está bajo la categoría de Reserva Natural Integral, la máxima protección posible dentro de la Red de Espacios Naturales de Canarias. La flora endémica que puede observar a su paso, en muchos casos sólo la podrá ver aquí, pues habita únicamente en esta zona.

Por su abundancia de agua y sus tierras fértiles, se ha desarrollado en la zona una agricultura floreciente. Esto ha dado lugar al establecimiento de casas y fincas que aún hoy en día se pueden admirar a lo largo de todo el barranco. Vestigios de antiguos molinos, atestiguan también este pasado ligado al agua.

Le dejo que disfrute unos momentos de un paraje que lo merece.

Ahora si. Vayamos al casco urbano, volvemos por la misma carretera y vamos a parar al cruce donde señala la dirección del casco. Aquí podemos aparcar para pasear por sus calles y visitar algunos puntos de interés.

 

Casco de Valleseco

Iglesia de San Vicente Ferrer

¿Qué le parece si empezamos por la Iglesia de San Vicente Ferrer?

Se encuentra en la Calle principal, dedicada a León y Castillo, donde se concentran la mayoría de las edificaciones de interés. El motivo de erigir la iglesia en honor de San Vicente Ferrer fue la gran devoción de los habitantes de Valleseco al santo dominico que estaba en la Iglesia de Teror antes de la separación de los dos pueblos. La cofradía a la que pertenecían todos los vecinos hizo posible que con los tributos recaudados se levantara la primera ermita en 1.746. Más tarde se sustituiría por la iglesia actual.

El Templo de San Vicente Ferrer, de construcción sencilla, constituye el edificio más antiguo de Valleseco, data de 1.898. En su interior destacan el púlpito y los artesonados confeccionados en la corriente mudéjar. Es de reseñar también por su antigüedad y construcción, el Cepillo de Ánimas y el de San Vicente Ferrer y algunas de sus imágenes de gran valor histórico y artístico, que proceden de la antigua ermita antecesora de esta iglesia. Se venera también un relicario que contiene un trozo de hueso del brazo del santo.

Su mayor reliquia, no obstante, es un Órgano alemán del siglo XVIII, que procede de la Iglesia del Pino de Teror. Cuando este templo, decidió en el siglo XIX comprar un nuevo instrumento, el viejo órgano comprado en Hamburgo pasó a la Parroquia de Valleseco, siendo inaugurado en su nueva ubicación el 1 de enero de 1898. El órgano ha sido restaurado recientemente, devolviéndole toda su belleza y la capacidad de embelesarnos con sus melodías. El órgano posee un solo teclado de 51 notas y un mueble de tipo barroco, pero se dice que tiene el sonido de 9 pianos. Del patrimonio mueble de la Parroquia destacan las imágenes del santo y de la Virgen de la Encarnación.

Salgamos de la Iglesia y le invito a descansar unos minutos en la plaza.

 

Plaza de la Iglesia de Valleseco

La fuente le otorga al lugar un ambiente acogedor y reflexivo y en ella podemos recordar a José Tadeo Monagas, presidente de Venezuela y héroe de la Guerra de la Independencia de origen canario, en concreto de Valleseco. Por ello se presenta ante usted esta escultura con su busto.

 

Molino de Gofio “San Vicente Ferrer”

En la acera de enfrente, tras una puerta de garaje hay un molino de gofio que tiene casi un siglo de antigüedad. Vale la pena acercarse y visitar esta auténtica reliquia, a donde siguen acudiendo los vecinos del municipio a moler sus cosechas. En él puede observar el proceso de la molienda del gofio con algunos cambios por los que se han ido adaptando a la nueva era. El primer propietario de este molino fue Pantaleón Rodríguez Rodriguez, alcalde de este municipio de 1930 hasta la Proclamación de la República, el 16 de abril 1931. Hoy en día lo lleva su nieto, Paquito, como le dicen en el pueblo. El molino aportó la luz a Valleseco desde 1920 hasta 1950, cuando la central eléctrica Unelco llegó al municipio.

 

Museo etnográfico

Saliendo de la calle principal podemos bajar caminando a la parte baja del casco urbano, por donde entramos con el coche, ahí nos encontramos con el Museo Etnográfico, una reciente construcción equipada para dar a conocer al visitante la historia, tradiciones y oficios y que han conformado lo que hoy es Valleseco. Al lado está la Oficina de Turismo, donde podrá pedir la información necesaria para ampliar su visita.

 

Mercadillo Ecológico

También, si lo desea, haremos una parada en el Mercadillo ecológico de Valleseco donde podemos adquirir los productos frescos de la zona cultivados sin aditivos en las tierras fértiles del lugar.

A continuación, le hablaré de uno de los productos estrellas de Valleseco: la manzana.

 

La Manzana de Valleseco

Me gustaría que visitara también El centro espacial de empleo, no crea que le voy a poner a trabajar, al revés, le llevo para que siga disfrutando, puede que se le apetezca uno de los dulces de manzana que elaboran allí. Mientras caminamos le comento que la manzana es uno de los productos estrellas del municipio, y aunque se cultiva desde hace años, recientemente se ha impulsado su producción y se elabora repostería de gran aceptación. Si le parece la probamos antes de seguir hablando. Ya estamos en la sede del centro. Calle Cura Caballero 15. ¿Ha visto que es una perpendicular a la Calle León y Castillo?, no tiene pérdida. Una gran variedad de repostería y dulces registrados bajo la marca Gran Valle y que tienen en común a la manzana se comercializan en el propio local. En esta pequeña cafetería del centro esperaré hasta que me diga su sincera opinión sobre los dulces.

En los bajos de este edificio se encuentra la Bodega de la sidra Gran Valle elaborada en el municipio con manzana reineta de Valleseco. Pertenece a la categoría de nueva expresión, algo gasificada, y completamente natural, sin añadido alguno. Está incluida en la marca Gran Canaria Gourmet, que reúne una selección de productos de calidad de la isla. Usted la puede adquirir en los comercios, restaurantes y casas rurales de Valleseco y en la propia Sidrería Gran Valle, donde se elabora, ubicada en el barrio de Lanzarote.

El queso es otro producto estrella de Valleseco, desde los años noventa las queserías elaboran quesos curados, semicurados y tiernos. Han obtenido numerosos premios desde entonces. Los últimos, en el World Cheese Awards celebrado en Reino Unido en 2011, donde recibieron la Medalla de Plata en la categoría de queso curado pasteurizado de mezcla, y en la Cata Insular de Quesos del 2011, donde obtuvieron el Primer Premio en la categoría de queso semicurado pasteurizado. Sus productos, como no podía ser de otra manera, están incluidos en la marca Gran Canaria Gourmet.

Los quesos tiernos, curados y semicurados, con pimentón o con gofio como se ha hecho durante años siguen siendo uno de los productos más admirados por locales y turistas y la leche procede de ganado propio.

Y ahora dejemos la gastronomía para adentrarnos en otro de los lugares maravillosos que ofrece el municipio, La laguna de Valleseco

 

La laguna de Valleseco

Situada dentro del Parque Rural de Doramas, el Área Recreativa de La Laguna es una zona de gran belleza paisajística formada por una amplia caldera volcánica tapizada en su interior por vegetación propia de la laurisilva. ¿Le apetece adentrarse en La Laguna?

Yo no diría que no, cuando se trata de un conglomerado de árboles que forman un bosque único en el mundo. Las sucesivas e intensas repoblaciones están conformando un nuevo bosque de laurisilva, iniciado a raíz del Proyecto Europeo Laurisilva XXI. Si vamos hasta el fondo, veremos una pequeña laguna hasta donde se acercan aves de todo tipo a beber, desde pequeños pájaros como alpispas y canarios hasta aves migratorias como la garza.

 

Como Área Recreativa está acondicionada para hacer asaderos con instalaciones preparadas con fogones y chorros de agua y mesas para sentarse a comer bajo los castaños. Si lo desea, tómese su tiempo aquí. Yo, le espero bajo la sombra de estos árboles.

Si continuamos por la carretera adyacente a La Laguna, pronto aparecerá ante nosotros la estampa del inconfundible Pico de Osorio, antiguo cráter volcánico que se alza majestuoso con sus 968 metros de altitud, permitiéndonos contemplar los pueblos colindantes de Teror, Firgas, Arucas y, más allá, el Norte isleño y la capital. La entrada al sendero de ascenso hasta la cima lo encontramos a la derecha, oculto entre zarzales, justo cuando la carretera hace una curva pronunciada.

 

Cortijo de Calderetas

Y para finalizar nuestra ruta le guiaré hasta el Cortijo de Calderetas, Constituye un bello paisaje formado por una amplia caldera volcánica rodeada de castaños, olmos y pinares en cuyo interior se asienta una casa tradicional canaria de finales del siglo XIX con tejado a dos aguas. Alrededor una extensa explanada donde se cultivan los productos típicos de la zona: papas, cereales y manzanas, y por uno de sus lados el lavadero de Calderetas con sus típicas losetas para el lavado de la ropa. Su origen histórico se remonta hasta la conquista de la isla, al igual que el de otros cortijos que nos encontramos si continuamos nuestro recorrido: Cueva Corcho, Crespo, Almaderos, Mesas de Galaz. Para deleitarnos la vista, enormes extensiones de pinar y de castaños se reforestaron en donde solo había terrenos baldíos o dedicados al pastoreo. A veces, se pueden ver ovejas y corderos encaramados a las laderas, de dos de estos ganados que aún viven en la zona. A lo lejos, si el mar de nubes nos lo permite, podremos avistar espléndidas panorámicas de la capital.

 

Monumento Natural del Montañón Negro

Cerca del Montañón Negro, el paisaje se torna agreste y árido, revelándonos su origen volcánico reciente. Con una altura de 1.500 metros, se eleva ya en el límite meridional del municipio, discurriendo sus coladas a lo largo del Barranquillo del Maipés, afluente del posterior Barranco de la Virgen. Por sus características geológicas singulares ha sido declarado Monumento Natural, pasando a pertenecer a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Canarias.

Con este final de viaje y esta estampa de la isla sólo deseo que tenga usted un viaje feliz y que desee volver. Hasta entonces aquí le esperamos.

Gracias y hasta pronto.


Suscribirse a las Audioguías de Gran Canaria: Itunes  -   RSS