Logotipo Gran Canaria
Texto donde se indica área profesional

40 años de promoción turística

El Patronato de Turismo de Gran Canaria fue creado en 1975 con la misión de promover, ordenar y fomentar las actividades turísticas. Su puesta en marcha fue todo un acierto a la vista del exitoso resultado de estos cuarenta años de trabajo, en los que Gran Canaria ha conseguido consolidarse como uno de los destinos líderes en Europa.

Para entender el papel crucial que ha jugado esta institución en el desarrollo de Gran Canaria, hace falta repasar su historia y analizar todos los elementos que han ayudado a conformar su identidad durante estas cuatro décadas.

Primer logo del Patronato de Turismo
Primer logo del Patronato de Turismo

El primer logo utilizado por el Patronato Provincial de Turismo de Las Palmas define a la perfección la idea con la que fue creado. La obra del artista y pionero del turismo en Canarias, Néstor Martín-Fernández de la Torre (1887-1938), sirvió de inspiración para su diseño. Una pintadera de tres triángulos, representando a las tres islas de la provincia, estaba coronada por dos líneas onduladas, que simbolizaban al mar, y una silueta de palmera con las letras “p.” “t.” a cada lado.

Pueblo Canario 1950-1955. Fuente: FEDAC
Pueblo Canario 1950-1955. Fuente: FEDAC

La estética y la tipografía que se utilizó fue similar a la usada por Néstor para los establecimientos turísticos que llevaron su sello: La tienda Fataga, el Pueblo Canario, la Casa del Turista o el Parador de Tejeda. El azul y el amarillo de esos triángulos demostraba el sentimiento de unión y colaboración provincial desde la aprobación de la Ley de Cabildos (1912) y la división provincial (1927), pero se materializaría en los años setenta con el impulso que se pretendió dar a las políticas mancomunadas, como el Plan Cultural o la creación del propio Patronato Provincial de Turismo.

Playa de las Canteras 1940-1945. Fuente: FEDAC
Playa de las Canteras 1940-1945. Fuente: FEDAC

La figura de Néstor y su apuesta decidida por fomentar el turismo caló en la sociedad, iniciándose una corriente de opinión que venía refrendada por el creciente interés que comenzaban a mostrar los extranjeros por conocer nuestra isla y sus excelentes condiciones climatológicas, frente a la crudeza del invierno en Europa. De hecho, desde finales del siglo XIX, el turismo de salud había originado una etapa dorada y de prestigio internacional para Las Palmas, denominación que tenía la ciudad portuaria en aquella época. En 1910 la capital de Gran Canaria contaba con 13 hoteles, el primer club de golf de España, balnearios y el primer Lawn Tennis Club.

Muelle Santa Catalina 1925-1930
Muelle Santa Catalina 1925-1930. Fuente: FEDAC

Todo ello en una ciudad que apenas contaba con 60.000 habitantes, pero que ya tenía claro su futuro como potencia turística. La mejor prueba de ello es la publicación del libro titulado ‘Cultura y Turismo’ de otro visionario, Francisco González Díaz, y la aparición del periódico ‘Canarias Turista’ (1910-1931) que estuvo dirigido por Gustavo J. Navarro Nieto.

Hotel Metropole 1895-1900. Fuente: FEDAC
Hotel Metropole 1895-1900. Fuente: FEDAC

A pesar de los escasos viajeros que llegaban a la isla en los barcos que hacían escala en nuestro puerto, el escritor Julio Verne anunciaba la aparición del negocio de los turoperadores en su libro ‘La agencia Thomson & Cia’ (1907), que casualmente narraba un viaje en el que los destinos que se visitaban incluían el puerto de La Luz en Las Palmas y el de Santa Cruz en Tenerife.

Club Náutico, Muelle Santa Catalina 1906. Fuente: FEDAC
Club Náutico, Muelle Santa Catalina 1906. Fuente: FEDAC

En 1915 se constituyó en el Gabinete Literario la Sociedad de Fomento y Turismo, uno de los primeros organismos interesados en preparar a la isla para recibir visitantes a gran escala y realizar campañas que permitieran dar a conocer nuestros recursos como destino. Por aquella época Las Palmas ya era conocida internacionalmente y su ruta ‘La vuelta al mundo’ suponía un sorprendente viaje a lo extraordinario. Los pasajeros en escala deseaban participar en esta experiencia y fotografiar el pintoresco poblado troglodita de La Atalaya, probar los vinos del monte o ver el cráter de Bandama.

Campo de golf de Llano del Polvo, Altavista 1925-1927. Fuente: FEDAC
Campo de golf de Llano del Polvo, Altavista 1925-1927. Fuente: FEDAC

Durante estos años otro gran intelectual y defensor del turismo, Domingo Doreste ‘Fray Lesco’, bautizaba la isla con su primer gran eslogan de promoción: ‘Continente en miniatura’. No iban mal encaminados, ya que esta iniciativa de la Sociedad de Fomento y Turismo coincidió con la creación en Barcelona de la Sociedad de Atracción de Forasteros, que tenía los mismos fines y voluntad que la entidad grancanaria.

Plaza Cairasco y Gabinete Literario 1910-1915. Fuente: FEDAC
Plaza Cairasco y Gabinete Literario 1910-1915. Fuente: FEDAC

La sociedad civil mantuvo el empuje y el esfuerzo para desarrollar un sector turístico en el que confiaban. De ahí que aparecieran interesantes guías turísticas y continuaran las publicaciones de prensa especializada en turismo. ‘Canarias turista’ daría paso a la revista del Centro de Iniciativas y Turismo, ‘Isla’, entre 1946 y 1969, o ‘Costa Canaria’, en los setenta y ochenta, que nació por iniciativa del Conde de la Vega Grande.

Visita al Jardín Canario 1963-1965. Fuente: FEDAC
Visita al Jardín Canario 1963-1965. Fuente: FEDAC

Los establecimientos ideados por Néstor fueron abiertos, al igual que los impulsados desde el Cabildo de Gran Canaria como el Jardín Canario o la Casa de Colón. Pero las guerras, las crisis y la difícil situación en la que vivían los grancanarios por aquella época, propiciaron que surgiera un revulsivo en forma de Concurso Internacional de Ideas Maspalomas Costa Canaria, que fue propuesto por la familia condal.

Concurso Internacional de Ideas Maspalomas Costa Canaria
Concurso Internacional de Ideas Maspalomas Costa Canaria 1961

Todo cambió tras el impulso a la imagen exterior que supuso la convocatoria internacional de este concurso, aunque también jugó un papel fundamental el inicio de la urbanización, en 1962, de la zona sur de la isla y el inmediato desembarco de familias suecas en las primeras promociones realizadas en San Agustín y el entorno del desaparecido restaurante e icono arquitectónico ‘La Rotonda’.

Playa de San Agustín. 1966. Fuente: FEDAC
Playa de San Agustín 1966. Fuente: FEDAC

Mientras la sociedad grancanaria se transformaba, el papel de la administración era casi inexistente. Los organismos dependientes del Estado para la promoción turística dedicaban todo su esfuerzo y escaso presupuesto a financiar eventos de carácter religioso, hasta la creación del Ministerio de Información y Turismo que dirigiría Manuel Fraga Iribarne entre 1962 y 1969. Este político desarrolló una ingente labor que hizo posible crear la infraestructura, organismos, legislación y planes necesarios para que el turismo fuera la salvación económica de un país sin recursos ni dinero. El objetivo era atraer divisas y Fraga puso su empeño en la labor. Aunque también contribuyó a ello la Ley Strauss que permitía a los alemanes invertir sus beneficios en ‘países subdesarrollados’, permitiendo la llegada a Canarias de algunos fondos de inversión, como el caso de los establecimientos IFA en Playa del Inglés y Maspalomas.

Manuel Fraga visita la Escuela de Hostelería 1962. Fuente: FEDAC
Manuel Fraga visita la Escuela de Hostelería 1962. Fuente: FEDAC

A finales de los años sesenta y principios de los setenta era evidente la carencia de un organismo oficial de turismo en Canarias, capaz de emprender labores de promoción general de las islas y completar las tareas comerciales de las empresas alojativas.

Hotel Santa Catalina 1960. Fuente: FEDAC
Hotel Santa Catalina 1960. Fuente: FEDAC

El primer paso fue dado por los hoteleros de cuatro y cinco estrellas, presentes en aquellos años en Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria. Estos empresarios decidieron asociarse y crear “Hoteles selectos”, cuyo objetivo principal era coordinar sus precios, abaratar los costos de comercialización y asistir conjuntamente a las promociones y ferias turísticas.

Hotel Reina Isabel y Playa de Las Canteras. Fuente: FEDAC
Hotel Reina Isabel y Playa de Las Canteras. Fuente: FEDAC

En poco tiempo el trabajo realizado por “Hoteles selectos” necesitó del apoyo de un organismo oficial, que promocionará la imagen turística de las Islas Canarias, sus infraestructuras y unos servicios públicos que eran poco conocidos en los mercados emisores de turismo. La experiencia positiva de “hoteles selectos” animó a estos empresarios a presionar a las administraciones insulares para que crearan un organismo turístico específico.

Playa del Inglés 1965-1970. Fuente: FEDAC
Playa del Inglés 1965-1970. Fuente: FEDAC

Esta petición fue recogida en 1974 por los presidentes de los cabildos insulares de Gran Canaria y Tenerife. En Tenerife se optó por un Patronato Insular de turismo, dependiente de la Consejería de Turismo de la Corporación. Sin embargo en Gran Canaria, su presidente y titular de la Mancomunidad Provincial Interinsular, Lorenzo Olarte, apostó por que el Patronato fuera provincial, y así contribuir al desarrollo turístico de Lanzarote y Fuerteventura. Por aquel entonces estas islas no tenían capacidad para afrontar planes, promociones y financiación que ayudaran a incrementar su red de servicios y equipamientos básicos.

Maspalomas desde el Faro 1973. Fuente: FEDAC
Maspalomas desde el Faro 1973. Fuente: FEDAC

La decisión de agrupar en un mismo organismo a las tres islas orientales, dotándolas de estatuto y personalidad jurídica, hizo que la certificación gubernativa se dilatara en el tiempo. Hubo que esperar hasta el 27 de agosto de 1975 para que tuviera lugar la sesión fundacional del Patronato Provincial de Turismo. Este hito histórico en la vida del Archipiélago fue imitado más tarde por otras regiones peninsulares como ejemplo de promoción turística descentralizada.

Mesa de Trabajo del Patronato Provincial de Turismo de Las Palmas 1975
Mesa de Trabajo del Patronato Provincial de Turismo de Las Palmas 1975

El Patronato inició de inmediato la publicación de guías y planos de cada isla, así como el de algunos municipios con un formato muy profesional y práctico. También se empezó a trabajar con propuestas audiovisuales, la participación en ferias y convenciones, así como las campañas en medios de comunicación nacionales y extranjeros. Cada año estas actuaciones fueron incrementándose, al contar con un organismo profesional dotado de recursos, presupuesto y personal cualificado, que supo adaptarse a los cambios vertiginosos que se estaban produciendo en campos tan dispares como la conectividad, crecimiento de la oferta y la demanda, así como a la irrupción de nuevos y más potentes medios de comunicación.

Playa de las Canteras
Bañistas en la Playa de las Canteras

La estructura provincial se mantuvo durante una década, cosechando una etapa de sorprendente éxito al permitir la colaboración entre la sociedad civil y las instituciones. Durante esta época de expansión turística se incrementó la llegada de turistas, sin embargo en 1975 aún existían grandes diferencias entre las islas. Mientras Gran Canaria recibió 906.010 turistas, a Lanzarote llegaron 80.786 y a Fuerteventura 21.014.

Imagen promocional de Gran Canaria que rompe con la censura en 1975
Imagen promocional de Gran Canaria que rompe con la censura en 1975

En cuatro décadas esos números han ascendido de manera imparable hasta llegar a los más de 3,5 millones de visitantes que recibió Gran Canaria en 2014. Por su parte Lanzarote superó los 2,4 millones y Fuerteventura recibió casi 2 millones de turistas.

Parque Santa Catalina 1965. Fuente: FEDAC
Parque Santa Catalina 1965. Fuente: FEDAC

En 1985, las autonomías sustituyeron la administración provincial, lo que originó la disolución del Patronato Provincial y la creación de los diferentes patronatos insulares. A comienzos de los años noventa, el Patronato de Turismo de Gran Canaria asumiría nuevas materias competenciales relativas a la gestión de establecimientos hoteleros y extrahoteleros, así como lo relativo a bares, cafeterías y restaurantes.

Cruz de Tejeda 1970. Fuente: FEDAC
Cruz de Tejeda 1970. Fuente: FEDAC

Una constante entre las preocupaciones de los responsables del Patronato ha sido la coordinación y unión del sector en base a un proyecto común turístico. Por este motivo se promovieron los Planes de Excelencia del Sur y las I Jornadas de Trabajo sobre el Turismo en Gran Canaria. A comienzos del siglo XXI, cabe destacar la puesta en marcha de la Cumbre del Turismo de Gran Canaria, mientras que recientemente se ha presentado el Plan Estratégico de Gran Canaria-Turismo 2020, coincidiendo con la participación en los actos de celebración en Maspalomas del Día Mundial del Turismo.

Vista actual del Faro de Maspalomas
Vista actual del Faro de Maspalomas

En cuanto a productos y plataformas, cabe destacar que uno de los primeros portales de promoción turística del Archipiélago Canario en internet fue el de Gran Canaria. Una plataforma que muestra los productos y alternativas que ofrece nuestro ‘Gran destino’ como son: Oferta de playa, Turismo familiar, Turismo deportivo, Turismo náutico, Turismo de naturaleza, Turismo cultural, Turismo gastronómico, Turismo de salud, Turismo LGTB, Turismo con mascotas, Turismo de golf y Turismo de congresos. Una gran y variada oferta, cada vez más especializada, que tiene como objetivo atender a las diferentes necesidades de los visitantes que llegan a nuestra isla.

Logo del 40 aniversario del Patronato de Turismo

Evolución histórica de los logos del Patronato de Turismo