Área profesional

  Portal turístico | Blog turístico | Nuestro Gran Destino

Los Talentos de Gran Canaria protagonizan un animado encuentro en el ‘Afterwork’ organizado por el Cabildo en Londres

06 de noviembre, 2018

Los Talentos de Gran Canaria protagonizaron en Londres un animado encuentro en el ‘Afterwork’ organizado por el Cabildo para que se conozcan, e intercambien experiencias y contactos, y se sientan más acompañados en sus lugares de residencia, una fórmula que se ha tornado exitosa por segundo año consecutivo en la capital británica.

Programada para que coincidiera con la Feria de Turismo de Londres, confluyeron anoche cerca de cuarenta isleños, desde un ebanista que ha encontrado en Londres la horma de su zapatos con su abanico de muebles antiguos a una trabajadora de Facebook, una organizadora de espectáculos que está a punto de sacar una aplicación para hoteles y congresos, o un jefe de ventas de una compañía de cruceros de súper lujo, quienes pudieron departir tanto con el presidente del Cabildo, Antonio Morales, como con la consejera de Turismo, Inés Jiménez, que interesados conocieron sus historias.

Y es que a cuál más dispar. Juan Monzón era de los pocos ebanistas que quedaba en Gran Canaria, donde su oficio se encontraba en absoluto declive y las pocas tiendas de antigüedades estaban cerrando progresivamente, así que unos amigos le hablaron de las posibilidades que ofrecía Londres y no se lo pensó mucho. Tardó en encontrar trabajo lo que tardó en echar currículum, dos horas para ser exactos, ya que en la capital británica ebanistas es lo que falta y sin embargo abundan los valiosos muebles antiguos que la gente desea recuperar para sus casas victorianas o georgianas.

Ebanista no es la única profesión donde hay más oferta que demanda, lo cuenta Davinia Suárez, quien ya el año pasado comandaba un equipo de diez personas en una gran empresa americana de traducción, Donnelley Financial Solutions, de 400 trabajadores en el mundo, que desde entonces fue comprada por una de las mayores del mercado, SDL, de modo que ahora trabaja para un grupo con 4.000 trabajadores. Las oportunidades que le deparan este cambio empresarial aún están por llegar, contó ilusionada como muestra de los continuos movimientos empresariales que se producen en Londres.

En cualquier caso, aseguró que en general la oferta es mayor que la demanda, ya que parte de su grupo lo tiene en Londres y la otra en Madrid y es en la capital española donde es más fácil reclutar personal, en Londres escasea y las empresas tienen que subirles los sueldos para que no se vayan a otras firmas. La rotación es muy alta, insistió.

Txiki Guillén lo tuvo claro desde que en el Inem le dijeron “a tu edad no vas a volver a encontrar trabajo más”. Tras el shock se trasladó a Londres y hoy está agradecido con aquella persona. A pesar de haber vivido seis meses en Nueva York y tener el nivel Profidency de inglés, lo cierto es que este diseñador gráfico al principio no se “enteraba de nada” porque el acento es muy diferente, pero con todo salió adelante. Trabajó de camarero y luego ya en lo suyo, en una empresa de diseño de papelería y tarjetas, de las que los británicos son auténticos amantes, ya sea para felicitar la Navidad, cumpleaños o despedidas, y ahora está en una empresa farmacéutica orgánica, en su división de cosmética y belleza, y de hecho ya está pensando en volver a cambiar.

El boom de la construcción que vive Londres y la oportunidad de participar en la edificación de tres pabellones deportivos en tres años no se da en muchos lugares y eso es lo que ha podido disfrutar el ingeniero Mario Díaz, quien trabaja para una consultoría de estructura y tras nueve años su recomendación es muy clara también: asumir que vives en el lugar y disfrutarlo. Ello porque los primeros años lo pasó en situación de transitoriedad, con esa sensación de “estoy de paso”, con el cuerpo en Londres y la cabeza en Gran Canaria. Desde que asumió que Londres era su lugar de residencia, lo ha disfrutado tanto que de momento no se plantea la vuelta, mucho menos tras formar su familia.

También la ha formado Jorge Rodríguez, sin embargo para él es precisamente la razón para volver, porque su hijo tiene que ir a romerías, cuenta divertido con su amigo Mario Díaz, quien no se cree mucho que de verdad se vaya a volver. Rodríguez trabaja en el sector de la investigación y el desarrollo y asegura que gran parte de su trabajo lo puede hacer de forma remota, así que de forma progresiva se volverá a Gran Canaria. A su juicio, debería ser obligatorio trabajar fuera de la isla al menos un año en la vida para valorar muchas de sus ventajas, no solo el clima.

Cristina Vukic trabajaba el año pasado en Apple y en este segundo encuentro contó que ahora trabaja en Facebook, y esta empresa sí que es otro nivel. No es que sea oro todo lo que reluce, pero tiene unos 7.000 trabajadores en Londres, donde tiene la mayor concentración de ingenieros fuera de Estados Unidos, y a ella le toca encargarse del suministro y mantenimiento de los equipos informáticos que necesitan. Comida gratuita de la mañana a la noche para sus trabajadores, masajes, peluquería, sala de juegos y un sinfín de ventajas es lo que ofrece esta red social y lo considera el futuro de las empresas que de verdad quieran cazar talento. Ella ni recuerda cuando fue la última vez que fue a un supermercado, aunque advirtió que hay que tener cuidado porque sin que el trabajador se dé cuenta al final se va aislando.

En cualquier caso, considera que ya se ha enriquecido con la experiencia y ya piensa en volverse a Gran Canaria, antes del Brexit, aseguró.

Silversea, una compañía de cruceros de lujo, es la que le ha dado la gran oportunidad con la que soñaba Carlos Quevedo, trabajó en hoteles de Gran Canaria pero sus posibilidades de progreso estaban cortadas, siempre porque era “muy joven” o por alguna otra de las razones que le daban, así que se fue. Ahora lleva el mercado del Reino Unido, resto de Europa y Oriente Medio de esta firma que, además, prevé recalar en Gran Canaria en 2021, algo que lo llena de motivación.

Sus oportunidades en esta empresa hacen que pueda pasar entre cinco y diez años en puestos directivos o de gerencia y tras ello aspirará a su otro sueño: tener su propio negocio turístico, posiblemente un hotel boutique.

El mundo en el que se mueve Muriel Alonso es muy distinto, en su caso se dedica a la organización de espectáculos para la empresa New Way Canarias, trabaja en el archipiélago, Londres y Baleares, y está a punto de lanzar una aplicación con toda una oferta de eventos para hoteles y congresos.

La red Talentos de Gran Canaria ya cuenta con un millar de personas en el mundo y pueden seguir sumándose los isleños que ejerzan fuera con solo darse de alta en www.talentograncanaria.com, donde además hay información de diversa índole a su disposición.

Y así entre historia e historia transcurrió la velada organizada de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria en la sede del Instituto de Comercio Exterior en Londres, donde sus responsables mantuvieron diversos encuentros durante la mañana y donde los asistentes al ‘Afterwork’ fueron emplazados por el presidente a la celebración de Uvas del Talento el 27 de diciembre en Infecar, aprovechando que la mayoría está en Gran Canaria, a lo que todos ya dijeron que se apuntaban encantados por estar en contacto con otros talentos de la tierra.