Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria
La Isla

Consigue una puesta de sol de altura


Guía, Fontanales, Artenara y por fin, al final de nuestro camino, encontraremos el Pico de La Bandera. Pero déjenos contar nuestra recomendación desde el inicio del camino. Volvamos atrás.

Un recorrido por la zona noroeste de Gran Canaria nos permitirá alcanzar el Parque Natural de Tamadaba, uno de los territorios menos alterados por la mano del hombre en la isla. Una vez nos adentramos en el Parque, partiendo desde Artenara, recorremos siete kilómetros en dirección Tamadaba.

Paisajes del interior de Gran Canaria

Por este camino iremos dejando al margen de la carretera varios miradores, y después de los siete kilómetros señalados, ya a mano derecha, podremos identificar el principio del camino al Pico de La Bandera.

Busque una señal de senderos a la orilla de la vía de circulación, y en el lado contrario, unas escaleras de piedra. Este es el comienzo del camino que debe seguir.

La ruta se inicia con una subida. Una subida que tranquilamente nos llevará, por unos cuarenta minutos, entre flora típica del lugar, pinos que adoptan curiosas formas buscando su lugar, olores refrescantes y la belleza que la isla ofrece nada más adentrarnos un poquito en ella.

Paisaje del interior de Gran Canaria

Aunque predomina en el lugar, como su nombre indica, el Pino Canario, a éste le acompaña un sotobosque de brezos, olivillos, aceviños y multitud de helechos. En cuanto a la fauna, lo más destacado sería el picapinos (un pájaro carpintero) o el pinzón azul, aunque también se pueden observar aguilillas, cernícalos y en menor medida, cuervos.

Después de un paseo entre helechos y bosque de pinos, sin escuchar más que el roce del viento con las hojas de los árboles o algún animalillo como el grillo que comienza a cantar después de las seis de la tarde, sólo entonces podrá divisar el bello paisaje que se abre bajo el cielo. Un punto estratégico para contemplar, a más de mil cuatrocientos metros de altura, la majestuosidad de nuestro pequeño gran territorio.

Vista del Roque Nublo y del Roque Bentayga

Sí, además del agradable y reconfortante paseo, hay recompensa. Basta asomarse a las laderas y dejarse saludar por monumentos naturales como el Bentayga, o como el Roque Nublo, que se muestran silenciosos y esbeltos ante la mirada de todo aquél que se precie a saludarlos o dejarse llevar por la hondura de vertientes y barrancos.

Aquí no llegan los ruidos de la ciudad. El ambiente natural invita al silencio, disfrutando de la naturaleza y su sencillez. Acérquese a este rincón por el que merece la pena perderse y verá la isla desde un lugar diferente.

Paisaje del interior de Gran Canaria

Puede sorprenderle de pronto la sirena de un ferri. En algún momento, con su sonoridad, la sirena llega desde el Muelle de Agaete y es capaz de atravesar la espesura de los montes y llegar a sus oídos. Oídos que, me la juego, estarán en pugna con sus ojos, debatiendo entre ellos para saber cuál de los sentidos está disfrutando más.

Lejos de debates, el Pico de La Bandera es el final del camino de hoy. Un lugar donde comprobará que todas las fuerzas de la naturaleza sintonizan con la belleza, que al fin, todos buscamos. Y ya nos llegue por un sentido u otro, allí entendemos que lo importante es sentir, vivir y disfrutar. Llegar aquí, hasta este punto, nos confirma que vamos por buen camino.





Documento sin título
Cómo llegar al Pico de La Bandera

Tomar la Autovía del Norte, la GC 2 y llegar hasta Agaete. En la rotonda coger la GC 172 que nos llevará hasta el cruce donde podremos tomar la CG 200 dirección Artenara. Una vez allí podemos preguntar o seguir en dirección Tamadaba, hasta que nos encontremos a unos siete kilómetros aproximadamente, las indicaciones señaladas en el texto. Una señal vertical de varios caminos a la derecha de la carretera y las escaleras de piedra a nuestra mano izquierda.

Documento sin título
Qué visitar en los alrededores

- El Santuario de la Cuevita: localizado en Artenara, el santuario que acoge en la actualidad la talla mariana, escultura de madera de 80 centímetros, fue excavado en la roca en el último tercio del siglo XIX donde también se labraron el altar, el coro, el púlpito y el confesionario.

- Museo de las Casas Cuevas: también en Artenara, el museo se ubica en una antigua vivienda con siete instancias, donde podemos observar la probable morada de la población prehispánica que habitó el lugar. Con mobiliario típico de la época, utensilios de los oficios más representativos, modos y costumbres se asoman al visitante que podrá conocer algo más de nuestra historia, en un enclave tranquilo y amenizado por el canto de las aves.

- Museo de La Rama: localizado en Agaete, el otro municipio donde discurre nuestro itinerario, el Museo de la Rama es un museo dedicado íntegramente a una Fiesta, la fiesta tradicional de la Rama, de enorme importancia para los grancanarios. Está ubicado en la calle Párroco Alonso Luján número 5 del pueblo de Agaete.

Más información

Se le informa que esta Web utiliza Cookies propias y de terceros, que permiten ofrecer nuestros servicios y mejora de navegación. Si continúa navegando, entendemos que da su consentimiento y acepta el uso que hacemos de las cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.