Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

La Isla

Fiestas y celebraciones

En junio, el municipio de Telde celebra las Fiestas Patronales en honor a San Juan Bautista, que se realizan en el marco histórico de San Juan.

Pero una de las fiestas más tradicionales y populares en esta localidad es La Fiesta de la Traída del Agua, que se celebra en agosto. Se desarrolla en el popular barrio de Lomo Magullo desde hace aproximadamente unos veinticinco años, y en ella los vecinos reciben a propios y visitantes con este líquido elemento, aliviando asimismo los calores del mes de verano.

En septiembre, Telde celebra la Bajada del Santísimo Cristo, imagen del siglo XVI que se halla ubicada en el altar mayor del templo de San Juan Bautista. Goza de una gran devoción popular y se dispone ante los ciudadanos para que sea venerada por todos sus devotos. Es costumbre en ese día pasar una rosa por sus pies para que les proteja de males y enfermedades.

También durante este mismo mes se realizan las Fiestas en Honor a Nuestra Señora del Carmen. Los barrios marineros del municipio se engalanan de flores y alegría para rendir culto a la Santa Patrona de los marinos. Destaca por su especial belleza la procesión marítimo - terrestre de la playa de Melenara.

En el mes de octubre se celebran las Fiestas en Honor a San Francisco de Asís. Se realizan en el incomparable conjunto histórico - artístico del Barrio de San Francisco y como evento característico de estas fiestas, se prepara la capa Pluvial del santo franciscano en la que los ciudadanos depositan sus limosnas para los necesitados.

Llegado noviembre nos encontramos con las Fiestas en Honor a San Gregorio Tramaturgo, copatrono del municipio de Telde, que se lleva en procesión por las calles del barrio. En uno de los tramos del recorrido se orienta la figura de San Gregorio hacia los campos agrícolas, haciéndolo inclinar tres veces como acto de bendición de nuestras ricas y fértiles tierras.

Historia

Hace cinco siglos, Telde era capital de uno de los dos reinos en que se encontraba dividida la isla de Gran Canaria. Aún se conservan vestigios de la muralla de piedra que en algunos puntos marcaba los límites del reino. Este primer centro urbano, cuya fundación se debió a los misioneros mallorquines en la Baja Edad Media, fue el pionero de los de raíces hispánicas erigidos en Gran Canaria.

Finalizada la conquista de la Isla, se producen los repartimientos de tierras. En Telde se beneficiaron los conquistadores Alonso Rodríguez de Palenzuela, quien pronto planta cañaverales y construye ingenios azucareros, Alonso de Matos y Cristóbal García del Castillo.

Esta industria azucarera inicial es la que da gran auge a la ciudad, levantándose bellas mansiones y adquiriéndose obras de arte importantes. El embrión originario se sitúa en torno al primitivo templo de San Juan Bautista y de la Plaza Mayor. En esta última se ubicaron los principales edificios civiles y religiosos del municipio.

Geografía

Telde es el municipio más extenso y poblado de la comarca oriental de la isla de Gran Canaria. Su superficie es de 100,2  kilómetros cuadrados y se sitúa a 130 metros de altitud.

Al norte, limita con el municipio de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida; al Sur, con Ingenio; al Oeste, con Valsequillo; y al Este con el Océano Atlántico.

En el espacio físico del municipio se observan tres zonas con notables diferencias entre sí: la plataforma costera, las medianías y la cumbre, con un desnivel sobre el terreno que llega a ser superior a los 1.300 metros en tan sólo 15 kilómetros, y en el que sobresalen algunos aparatos volcánicos y una compleja red de barrancos y barranquillos.

Geológicamente, el territorio teldense se caracteriza por ser una zona rejuvenecida por emisiones volcánicas cuaternarias de materiales basálticos que allanaron la superficie y suavizaron la pendiente de los terrenos hacia el mar. Los volcanes más significativos, por lo llamativo de sus estructuras,  son: Montaña de Las Palmas, Montaña de Cuatro Puertas y Montaña de Santidad. Por su importancia geológica y paisajística, es de resaltar el campo de volcanes de Jinámar, con numerosos aparatos eruptivos en buen estado de conservación.

Economía

La agricultura fue la actividad básica del municipio de Telde hasta el siglo XX. El desarrollo de este sector agrícola, comercial y de regadío (plátanos y tomates), se orientaba hacia una producción encaminada a abastecer los mercados europeos. Actualmente, esta agricultura está en franco declive y en proceso de transformación y sustitución por otros cultivos, desarrollados en invernaderos o en terrenos abandonados por los sistemas tradicionales de explotación. Los cultivos más importantes siguen siendo las papas, el millo y algunas hortalizas.

En Telde, también desde hace siglos, se han instaurado distintas industrias que han aportado los materiales precisos para el desarrollo de sus actividades económicas: agropecuarias, portuarias, turísticas, etc.