Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

La Isla

Fiestas y celebraciones

Gáldar festeja la fiesta principal del pueblo, en honor a su patrón, el 25 de Julio: Fiesta de Santiago de los Caballeros. Entre los actos festivos organizados del 1 de julio al 5 de agosto destacan la elección de la Guayarmina y su corte de Tenesoyas; la celebración de la Romería - Ofrenda al Santo Patrón en la que participan los distintos barrios de Gáldar y carrozas de otros tantos municipios de la Isla, que se acercan a la Iglesia de Gáldar a ofrecer los productos típicos de Gran Canaria a Santiago Apóstol; las carrozas, la batalla de flores y los fuegos de artificios en el casco galdense; y la tradicional bendición de coches en el Templo matriz de Santiago, el 27 de julio, con motivo de la festividad de San Cristóbal.

Entre otras romerías, en Gáldar también destacan las celebradas en el mes de mayo, en honor a San Isidro y el "Auto de los Reyes Magos", donde cada 5 de enero, la ciudad de Gáldar se viste de gala para revivir toda una época de recuerdos y de bellas añoranzas, escenificando el Auto de los Reyes Magos. Gáldar ha sido de las pocas ciudades que ha mantenido vigente la tradición de representarlo a lo largo del tiempo.

Otras fiestas dentro de este municipio que despiertan interés son los Carnavales, celebrados durante el mes de febrero.

Historia

La antigua Agáldar, sede de varios de los órganos del poder social y político de la Isla, fue la población más destacada del territorio insular antes de la conquista castellana. Reconocidos sus dirigentes como Reyes de Canarias por los monarcas castellanos, Agáldar gozó de un reconocimiento tácito como capital prehispánica, como cuna y corte de la dinastía gobernante en la isla.

La creación de la parroquia de Santiago de Gáldar, a finales del siglo XV, convierte al municipio en uno de los principales focos de los orígenes del cristianismo en Canarias, consolidando la continuidad de la Villa como cabecera político - administrativa del tercio noroccidental de Gran Canaria, de la cual se segregarían con el tiempo las unidades territoriales de Guía, Agaete y Artenara.

Gáldar, que conservó muchos de los vestigios de su noble pasado hasta finales del s. XVIII, vivió a finales de esta centuria una época de esplendor económico y social que daría paso, al fin, a un periodo de remodelación urbana de casi un siglo, a la que se debe buena aparte de la actual fisonomía de la Ciudad.

Del prestigio de la Villa de Gáldar en el siglo XIX nos hablan la elección de la misma como Sede Provisional de la Audiencia en 1812, la erección en cabeza del partido judicial en 1837, la emotiva instauración de la Comisión Provincial de Gobierno en 1843, la Fundación Real del Teatro en 1847, la creación de la Ayudantía de Marina en 1859 o la obtención del título de Ciudad en 1894.

El siglo XX, tras unas primeras décadas de gran actividad mercantil y el trauma de la guerra Civil, destacó en sus últimos años por una intensa recuperación económica y demográfica, configurando al fin un centro histórico rico y extraordinariamente variado donde coexisten parques arqueológicos, edificios públicos y privados de los más variados estilos desde el s. XVII hasta nuestros días.

Geografía

El municipio de Gáldar se sitúa en el ángulo noroccidental de la isla de Gran Canaria, en la zona denominada "comarca del Noroeste", y a 27 kilómetros de distancia de la capital de la Isla.

Su extensión es de 61,58 kilómetros cuadrados y el vértice superior del municipio, que alcanza a la zona centro de la isla desde la misma costa norte, se sitúa a unos 1.700 metros de altitud. Su perímetro se asemeja a un triángulo irregular con vértice muy afilado.

Gáldar limita, al Norte, con el Océano Atlántico; al Sur, con el municipio de Artenara; al Este, con Santa María de Guía y Moya; y al Oeste, con Agaete.

En las zonas altas de este municipio norteño de accidentado relieve, hallamos morfologías bien diferenciadas, el Montañón Negro, la Caldera de los Pinos de Gáldar y el Hondo de Fagagesto, procedentes de antiguas erupciones volcánicas.

Economía

La configuración geográfica e histórica de Gáldar hace que este municipio se centre en una actividad agrícola, destacando el cultivo del plátano, ya que es el municipio donde se produce mayor cantidad de esta fruta si se compara con otros pueblos de Gran Canaria, destacando además por la importante producción de flores y plantas ornamentales.

Otros cultivos tradicionales son el tomate y las célebres cebollas de Gáldar, además de los cultivos propios de las medianías, como las papas, el millo, etc.

La ganadería también se configura como una actividad importante en la vida del municipio, así vemos como Viera y Clavijo (S.XVIII) garantiza la excelencia y celebrada fama de sus quesos de leche de oveja y flor.