Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

La Isla

Fiestas y celebraciones

Entre las fiestas principales destaca la del patrono del municipio, San Miguel Arcángel, que se celebra el 29 de septiembre y que, venerado por sus fieles, denota su gallardía y la lucha entre el bien y el mal. En ella sobresalen los 3 Días de Farándula de teatro en la calle, la Romería Popular, la Feria Ganadera y la ya tradicional Suelta del Perro Maldito.

A las tradiciones festivas del municipio también se une la celebración de San Juan Bautista, en la que Tenteniguada enciende las tradicionales hogueras en la mágica noche del 24 de junio.

El Valle de San Roque se enrama de banderas y guirnaldas luminosas cada 16 de agosto para festejar a su patrono.

Los almendreros son uno de los grandes protagonistas del municipio de Valsequillo, ya que existen más de 2.000 árboles dispersos en esta localidad. Este hecho ha provocado que Valsequillo celebre durante la primera quincena de febrero una fiesta muy popular, la Fiesta del Almendrero en Flor, realzando la floración de estos rústicos árboles.

Todas estas fiestas se ven enriquecidas con la participación de las distintas agrupaciones musicales del municipio como son El Rancho de Ánimas, el Colectivo Almogaren, la Agrupación Folklórica Los Lomitos, La Escuela Municipal de Música, la Parranda del "Medio jigo p’al kilo" y la Parranda Valsequillera.

Historia

Valsequillo, por ser una de las zonas más altas del Faycanato de Telde, tuvo una gran importancia en el culto religioso aborigen, puesto que existió un Almogaren en lo alto de la “sagrada montaña” de El Helechal. Importantes son, también, los hábitats en cuevas localizados en las vertientes del Barranco de San Miguel, concretamente en Tecén y Los Llanetes.

Se sabe que los castellanos se adentraron por el Barranco de Tecén. Al llegar los conquistadores al Barranco de San Miguel, a la altura del caserío de El Colmenar, hubo una cruenta batalla con los defensores del Almogaren, entre los que destacaban los caudillos canarios Tecén y Niguada.

Desde entonces este lugar pasa a denominarse “Lugar de la Sepultura” y “Sepultura de El Colmenar”, instalándose en El Helechal la Cruz de Cristo.
Posteriormente, en 1530, se construiría cerca del Barranco de San Miguel un cuartel de caballería, conocido como “Cuartel de El Colmenar”.

En 1670 se edifica una ermita, instituida en parroquia de San Miguel Arcángel por el Obispo Verdugo en el año 1800.

Dos años después, Valsequillo por Real Orden cuenta con Alcalde propio, por lo que, consecuentemente, obtiene la autonomía y la separación del municipio de Telde.

El día 12 de marzo de 1802 es una fecha de incuestionable importancia para la historia de Valsequillo, ya que en ese día la Audiencia dispone “... que el vecindario del distrito señalado por el Reverendo en Cristo Padre Obispo a la nueva ayuda de parroquia del pago de Valsequillo, elija veinticuatro vocales, quienes para el resto del año presente, nombren Alcalde que independiente del de Telde y con dependencia inmediata a las Justicias Ordinarias de esta capital, ejerza la jurisdicción pedánea, cuide de abastos y demás gubernativo y económico de aquel pago y también elijan un personero y un fiel de fechos ...”. Queda así constituido el municipio de Valsequillo de Gran Canaria, con independencia del de la ciudad de Telde.

Geografía

Con una superficie de 39,15 kilómetros cuadrados, el municipio de Valsequillo se sitúa en las estribaciones de la Cuenca de Telde. Su zona más alta se encuentra a 1.800 metros sobre el nivel del mar.

El municipio limita al Norte con los municipios de la Vega de San Mateo y de Santa Brígida; al Sur con Telde, Ingenio y Agüimes, en la cabecera del Barranco de Guayadeque; al Este con Telde; y al Oeste con Vega de San Mateo y San Bartolomé de Tirajana.

Una impresionante caldera de erosión, la Caldera de Tenteniguada, le sirve de refugio frente al Macizo Central de Gran Canaria. Esta caldera actúa de cuenca de recepción de las aguas de lluvia y se caracteriza por su alto valor botánico, puesto que en ella aparecen especies características del Monteverde, algunas de ellas únicas en el mundo.

Coronando los escarpes destacan especialmente, en este espectacular paisaje, algunos roques como el Saucillo y el Roque Grande. Ya en las cumbres, son las calderas volcánicas de los Marteles y de la Calderilla las que sobresalen por su importancia paisajística y cultural.

El tramo medio de la Cuenca de Telde presenta unos barrancos mucho más encajados, como el Barranco de San Miguel y afluentes de gran belleza paisajística como el Barranco de los Cernícalos o el de San Roque.

Economía

La principal fuente de ingresos de la población de Valsequillo procede de la dedicación laboral al sector terciario (servicios, construcción, transporte, profesiones liberales). Siendo la agricultura de autoabastecimiento un complemento a la economía familiar. Como en el resto de los municipios de medianías, predomina la producción de papas, hortalizas, legumbres, cereales, etc., apareciendo en los últimos años un importante cultivo de fresas que abastece el mercado insular y siendo los almendreros los protagonistas del paisaje al que habría que potenciar como el recurso económico que fue en otros tiempos.

La práctica de la ganadería caprina y ovina es otra actividad relevante en el municipio, destinando la producción que ésta genera, fundamentalmente, a la fabricación artesanal e industrial de quesos y a la venta de la leche.

Existe una secular tradición del uso del caballo, debido a la presencia pasada del Cuartel de Caballería y al uso de éste en las actividades agrícolas (trilla, carga…).

Dentro de las actividades empresariales de Valsequillo, cabe destacar el sector industrial con la presencia de embotelladoras de agua, derivados de la miel, viticultura, panaderías y actividades vinculadas con el sector quesero.

Cabría destacar, además, que el resto de actividades industriales y comerciales están experimentando una expansión considerable, debido a que con el aumento de población se demandan productos y servicios de proximidad, surgiendo emprendedores que van dando respuesta a estas necesidades (talleres, comercios, etc.).

Es interesante mencionar que, para el fomento y la promoción de la producción local, se dispone de un mercadillo municipal que cada domingo abre sus puertas al público con gran aceptación.