Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del sitio
Gran Canaria

Multimedia

Podcasts

 

 

Casco Histórico de Agüimes

Nuestra visita histórica por la Villa de Agüimes durará aproximadamente una hora.

Antes de iniciar nuestro recorrido por Agüimes me gustaría comentarle un breve resumen sobre su historia…

Historia de lugar: El núcleo originario de la villa de Agüimes nace en 1491(1487), inmediatamente después de la conquista de Gran Canaria. El asentamiento de los castellanos se realiza sobre núcleos (cuevas y cabañas) de los numerosos aborígenes que, sirviéndose de su particular orografía y de la riqueza natural del entorno, poblaban esta zona de la Isla. Testimonios de esa sociedad son los vestigios arqueológicos encontrados en los barrancos de Balos y Guayadeque.

Tras su fundación Agüimes fue cedido por los Reyes Católicos a la Iglesia en pago por la contribución dineraria que hiciera el obispo don Juan de Frías a la conquista de Gran Canaria. La Cámara Episcopal mantuvo el poder durante cuatro siglos hasta la Ley Desamortizadora en 1837. Esta especial característica y la dedicación a la agricultura han configurado el carácter de la villa.

Tras este breve repaso histórico sobre la historia de Agüimes, le recomiendo que visite la Oficina de Información Turística, ubicada en el casco histórico. En ella podrá ampliar toda la información del municipio y de los monumentos que vamos a visitar. Ahora, le animo a que me acompañe por la villa.

Debo indicarle que la riqueza paisajística del municipio permite la realización de múltiples recorridos. Desde la costa hasta los más de 300 metros de altitud, en sus 76 kilómetros cuadrados de territorio, no faltan rincones que conocer y que recorrer. Le recomiendo, especialmente, además del itinerario por el casco, las visitas al barranco de Guayadeque –donde se asentó una numerosa población de aborígenes grancanarios- y el pago agrícola de Temisas.

Comencemos ahora nuestra ruta a pie por el casco histórico agüimense desde la estación de guaguas (autobuses), justo enfrente del aparcamiento público. De ahí partimos, en dirección hacia la iglesia de San Sebastián, hasta llegar al paseo de la Viñuela. Siguiéndolo puede contemplarse un gran mural que viene a recordar el pasado agrícola y cerealista de la zona. De hecho, justo al principio del camino puede observar, a su izquierda, unos viejos alpendres de animales reconvertidos ahora en restaurante que utiliza como elemento de decoración una antigua trilladora. Continúe su camino hasta el final del paseo hasta llegar al Hotel la Casa de Los Camellos. Yo le espero en su puerta.

Casa de los Camellos

El Hotel la Casa de Los Camellos es un caserón de piedra y cantería que fue propiedad de la aristocrática familia Westerling. Con más de tres siglos de antigüedad, es notorio en su arquitectura los fines agrícolas de la construcción. Se conservan las altas puertas por las que entraban los dromedarios utilizados en las labores del campo, así como un arco conopial del gótico tardío que dejan constancia del peso económico de la aristocracia de la villa.

Tras esta parada, continuemos nuestra ruta por la calle El Progreso. Desde ella alcanzamos la plaza de San Antonio Abad y el Centro de Interpretación del Casco Histórico. Allí le continuaré explicando su historia.

Centro de interpretación

Situado sobre los cimientos de la ermita de San Antón (S. XVII), ofrece al visitante una explicación sobre la evolución arquitectónica del entorno, desde el XVI a principios de la pasada centuria. En la rehabilitación de su interior se han dejado al descubierto, de una parte, los cimientos del antiguo centro religioso y, de otra, vestigios aborígenes de los muchos sobre los que se asienta el centro urbano.

Centro urbano de la villa

Si sigue el recorrido por la misma calle. En la esquina con Obispo Verdugo encontramos el Palacio Episcopal, hoy reconvertido en Museo de Historia del Municipio, y el denominado Parque de Los Moros. Recibe este nombre por haberse instalado aquí en la década de los 40 del siglo XX el Tabor, una fuerza de regulares del norte de África, quienes se encargaron en convertir un erial en un parque público.

Admire la arquitectura del lugar, y, posteriormente, continúe el recorrido por la calle El Progreso. Yo le espero en la esquina que une a esta calle con Obispo Verdugo.

A otro lado del museo, subiendo por la calle Moral para desviarse luego por Cuatro Esquinas y Sol, hallamos a la derecha la Casa de D. Higinio, actual Centro Municipal de Atención a la Mujer, que alberga también una sala de exposiciones en su interior. Al lado se encuentra el hotel rural Villa de Agüimes, edificio que hasta hace pocos años era la sede del Ayuntamiento.

Si ya ha visitado la Sala de Exposiciones de la Casa de D. Higinio, salga de nuevo a la calle y diríjase a la Plazoleta de Orlando Hernández. Disfrute de un agradable paseo hasta allí, donde nos volveremos a encontrar para continuar nuestra ruta por la Villa de Agüimes.

La plazoleta de Orlando Hernández. Un encantador rincón en que el paseante puede descansar y dejarse embriagar por la música que emana del monumento homenaje a la música. Justo enfrente se encuentra la iglesia de San Sebastián.

Dirijámonos ahora hacia el Templo Parroquial de San Sebastián, allí le contaré su historia.

Iglesia de San Sebastián

La visita al templo parroquial de San Sebastián es una de las de mayor interés para los turistas. Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981, fue levantado en piedra, con un cierto estilo catedralicio y con una fachada que representa una de las mejores muestras arquitectónicas del neoclasicismo canario. Construida, según los planos del arquitecto Diego Nicolás Eduardo (1787) en tres fases: desde 1796 a 1837, de 1876 a 1888 y de 1920 a 1940.

Se trata de una iglesia de planta basilical de tres naves con bóvedas de medio cañón. En el crucero se levanta el cimborrio con un tambor de doce ventanas –que simbolizan los doce apóstoles- que sostiene la cúpula. En su interior pueden observarse elementos arquitectónicos de estilos gótico, neoclásico y barroco.

Ahora le invito a que pasee por cada rincón de esta Basílica, ya que en ella se conservan obras de importantes imagineros como Luján Pérez, Martín de Andújar, Lorenzo de Campos y de representantes de la Escuela Sevillana, entre otros.

Contemple estas bellas muestras artísticas y tómese su tiempo. Si le parece, nosotros nos volvemos a encontrar en la Plaza de Nuestra Señora del Rosario, muy cerca de donde estamos.

Plaza de Nuestra Señora del Rosario

La plaza de Nuestra Señora del Rosario está rodeada de una notable representación de la arquitectura tradicional canaria. Varios personajes populares, así como las fiestas de carnavales -que en Agüimes tienen especial arraigo y continuaron celebrándose pese a que el dictador Francisco Franco las prohibió en todo el país- han logrado tener aquí un hueco en forma de escultura.

Continuemos ahora, de nuevo, por la Calle El Progreso, que nos llevará al barrio de Santo Domingo, origen del casco histórico. Allí, si se asoma al mirador de la calle Sebastián Morales, podrá disfrutar de buena panorámica del barranco de Guayadeque.

Y va tocando a su fin nuestra ruta por Agüimes. Para finalizar, le propongo que continuemos recorriendo Santo Domingo por la calle Alejandro Hidalgo hasta encontrarnos de nuevo con la Casa de los Camellos. En vez de atravesar el hotel, se puede optar por rodearlo por la calle Retama, donde la escultura de un camello en actitud de reposo despide su visita.

Una vez finalizado nuestro recorrido por el casco histórico de Agüimes, me gustaría enseñarle uno de los lugares más interesantes de la Isla, el Barranco de Guayadeque. Para ello, le recomiendo que se desplace en vehículo ya que Guayadeque queda a las afueras de los cascos urbanos de Ingenio y de Agüimes. Le espera un lugar diferente y con un gran valor natural. ¿Nos vemos allí?

Barranco de Guayadeque y Museo del Sitio

Entre los municipios de Ingenio y Agüimes se encuentra uno de los monumentos naturales más interesantes de Gran Canaria, e incluso de toda Canarias. Se trata del barranco de Guayadeque, verdadero acuífero de la zona, paraje natural de sobrecogedora belleza y uno de los asentamientos aborígenes más importantes de las islas. Cientos de cuevas excavadas en la toba volcánica dan fe de la enorme cantidad de gente que vivía antaño en este paraje. Los hallazgos arqueológicos como momias, vasijas y demás útiles de la vida diaria se cuentan por miles; muchos de los cuales fueron saqueados a lo largo de los siglos XVIII y XIX, aunque otra gran cantidad se encuentra bien conservada en el Museo Canario ubicado en Las Palmas de Gran Canaria, cita ineludible para adentrarse en la historia y conocer de primera mano como eran y vivían los aborígenes canarios.

Además de los núcleos habitacionales, las cuevas funerarias y los restos arqueológicos de objetos cotidianos de la vida aborigen, en Guayadeque se han encontrado importantes manifestaciones de arte rupestre. El Museo del Sitio de Guayadeque, situado a la entrada del barranco, va a ilustrarnos sobre todos estos detalles y muchos otros relacionados con la riqueza natural y arqueológica del lugar. Si desea visitarlo, le informo de su horario: de Martes a Sábado de 09.00 horas a 17:00 horas y los domingos de 10.00 horas a 18.00 horas. Los lunes cierran.

Una vez hayamos abandonado el Museo y si desea seguir recorriendo el barranco de Guayadeque, debe seguir la carretera que serpentea de forma ascendente. Si se fija, verá a mano izquierda en la misma montaña, un poblado de casas cuevas dónde vive la gente en la actualidad y a continuación una pequeña ermita excavada en la toba volcánica. Por otro lado le indico que a lo largo de este recorrido por el barranco podrá conocer de primera mano no solo este tipo de asentamiento en cuevas sino la gastronomía típica del lugar con sus restaurantes-cueva. ¡Le aseguro que no le dejará indiferente!

Yo me despido y espero que haya disfrutado de un agradable paseo en mi compañía. No quiero dejar de recomendarle que continúe visitando con nosotros otros rincones de la isla de Gran Canaria. ¡Le sorprenderán! ¡Gracias y hasta pronto!



Suscribirse a las Audioguías de Gran Canaria: Itunes  -   RSS