Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

Naturaleza

Mirador La Crucita

Esta cruz de madera fue colocada en tiempo inmemorial.  La zona es conocida por La Crucita que da nombre al inmediato caserío. Es una cruz de transeúntes ya que marca el encuentro de los caminos reales que proceden desease el centro de la isla, Cruz de Tejeda y Las Arvejas, Barranco Hondo, Coruña y Las Cuevas.

Esta Cruz se halla en la Ruta de lo Sagrado, que se remonta a la época aborigen ya que los caminos que aquí confluyen unen los poblados de Artevirgo, Risco Caído, el santuario del Risco  Chapí y Cuevas de Caballero, los poblados aborígenes de Artenara y Guardaya y los caseríos prehispánicos de Acusa. Este rico patrimonio cultural convierte este bien etnográfico en lugar de referencia tanto para senderistas como turistas que bajan por la ruta de las presas del norte hasta el Centro locero de Lugarejos.

La Crucita es un icono etnográfico de carácter simbólico-religioso. Tradicionalmente fue lugar de descansadero de féretros y punto de encuentro de campesinos, labradores y marchantes de ganados. Aquí realizaban una breve pausa de veneración y cortesía, depositaban a sus pies los aperos de labranza, rezaban una oración y luego continuaban a sus tareas agrarias.

Los portadores de la Rama, procedentes de Tamadaba para las fiestas de Santo Domingo de Guzmán de Juncalillo, hacían un descanso durante una hora, mientras bebían, cantaban, y bailaban como preámbulo festivo. El dos de mayo, los vecinos del barrio de Las Cuevas enraman la Cruz con flores silvestres. La víspera de San Juan, que marca el solsticio de verano, se realiza una gran hoguera en sus inmediaciones, y desde fines del siglo XX, el párroco de Artenara el sábado inmediato al día de la Cruz celebra una misa vespertina que congrega a numerosos vecinos de los barrios limítrofes.

El panorama que se divisa desde este lugar abarca desde los perfiles de Roque Nublo, Montaña de la Cilla, El  Brezo, Pinar de Tamadaba y el más reciente y emergente Parque de Otoño, en las inmediaciones de Risco Caído. El entorno se caracteriza por el desarrollo de la actividad agraria, actualmente en decadencia.

Texto: José A. Luján (cronista oficial de Artenara)







Programa Mac 2007-2013 Web Oficial de la Unión Europea