Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

Naturaleza

Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve

Junto al punto más elevado de la isla de Gran Canaria, el Morro de la Agujerada, a 1956 metros de altitud, a nuestra espalda, se abre este balcón que mira al Teide desde el vértice de un triángulo inmenso, situado en el centro de la isla, que abarca desde el macizo de Tamadaba, en último plano al noroeste, hasta el macizo de Amurga, al sureste, en un arco visual que no es abarcable de una sola vez y que engloba casi la mitad del círculo insular.

Un mar de pinar, repoblado en los años 50 del siglo XX, Los Llanos de la Pez y Pargana, antecede al mar azul del Atlántico. Entre ellos se interpone un escenario montañoso que, en una sucesión de planos, marca la secuencia del relieve insular. Entre sus pliegues Tejeda, a los pies del Roque Nublo, que se muestra erguido como marcando un eje intemporal; La Aldea de San Nicolás y Mogán, tocando ya la orilla.

Más al sur, las Tirajanas. Se dominan desde aquí hasta tres enormes cuencas erosivas por donde el agua ha desmantelado la cumbre central a lo largo de milenios, desde su formación en el periodo Plioceno así como los materiales emitidos en el posterior colapso del Volcán Roque Nublo.

Una cita de René Verneau, antropólogo francés de finales del XIX, dice de esta cumbre: “Está surcada en todos los sentidos por depresiones profundas y erizada por picos volcánicos... Este lugar tan atormentado, con sus grandes rocas negras y las grietas inmensas que parten de allí para divergir en todas direcciones, tendría un aspecto más salvaje si no estuviese casi por completo cubierto por la vegetación”.

Este paisaje encierra grandes hitos geográficos como son el Roque Nublo, el Roque Bentayga, El Fraile, Llanos de la Pez y Pargana, o la Caldera de Tejeda y la de Tirajana.

Debe su nombre a la cercanía de  tres pozos que fueron construidos a partir del siglo XVII, con la finalidad de almacenar para el verano la nieve caída en el invierno. Dos de ellos han sido rehabilitados y son visitables.

Todo este territorio forma parte de la Reserva Mundial de la Biosfera de Gran Canaria, declarada por la UNESCO el 29 de junio de 2005.






Programa Mac 2007-2013 Web Oficial de la Unión Europea