Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria
La Isla

Nuestro vigía del este


El rincón de Agüimes al que nos acercamos hoy tiene un nombre que puede resultar vulgar para el desconocido. Es la acogedora Playa del Cabrón, cuya denominación realmente hace referencia al macho de la cabra. Es éste el ganado con mayor número de cabezas en Gran Canaria, más de 100.000, siendo Agüimes uno de los municipios en el que se asientan muchas de las explotaciones ganaderas tradicionales. La gastronomía local de la zona ofrece buena muestra de carnes de cabra, cabrito y baifo que son muy apreciadas por los entendidos en gastronomía.

Pero hablemos del Mar. Desde la Playa que hoy elegimos para nuestro paseo por Gran Canaria podrá encontrar el faro de Punta de Arinaga, que se alza elegante y vistoso.

El faro se construyó siguiendo las directrices de un proyecto de Juan de León y Castillo. Aunque el que vemos hoy no es realmente la construcción original, y el uso del faro ya no es tan elemental como lo era antes, sigue siendo necesario para ubicar la costa durante la noche.

Y es que un vigía no puede despistarse ni un momento para evitar accidentes, así como un explorador viajero no puede dejar de visitar este rincón. La isla merece la visita en sus 360 grados, y es que vigía, faro y explorador tienen mucho en común, no es deseable dejar ni un solo rincón sin explorar.

Esta playa perteneciente al municipio de Agüimes se encuentra en una zona eminentemente llana, en la que destaca La Montaña de Arinaga de 199 metros de altura, declarada monumento natural. Posiblemente el primer accidente que tuvo ese nombre y que delegó después a todo el territorio.

Arinaga es el topónimo que da nombre a esta costa del municipio de Agüimes, en la desembocadura del Barranco de Balos.

Durante la historia, en este rincón costero de Gran Canaria se ha recogido una larga lista de valores naturales que, aunque a primera vista no todos apreciaran, se sabe que le pertenecen. Es una zona protegida que precisa de conservación por el interés natural y paisajístico. Su notable valor ecológico se da en la tierra y en el mar, ya que los fondos de este enclave presentan una riqueza en biodiversidad llamativa y una amplia variedad de peces.

Es una zona ideal para la práctica del submarinismo y para quien se adentre podrá toparse sin mucha dificultad con la Estrella de Mar (Narcissia canariensis), una de las estrellas escarlatas más bellas de Canarias. Por las zonas donde hay algas abundan las Viejas y en las zonas de rocas se lucen los Meros, o se esconden el Pulpo o La Morena, entre otras especies…

Para los que no se sumergen en el océano, recomendamos el paseíto hasta el Faro, un baño en la acogedora playa que no llega a los 300 metros de longitud o un paseo por los entrantes y salientes, cuevas y socavones de la costa por los que entra y salpica el mar puede ser suficientemente placentero. Mantenga el lugar limpio y disfrute del entorno, que el vigía del este contempla silencioso pero siempre atento.





Documento sin título
Cómo llegar

Desde Las Palmas de Gran Canaria, la playa del Cabrón está a una media hora de camino en coche. Conduzca por la GC-1, dirección Arinaga, y basta salir de la pista por El Cruce de Arinaga y seguir la indicación hasta el mismo Faro.

Una vez allí se puede dejar el coche en la zona de tierra y disfrutar del lugar.

Documento sin título
Qué visitar

Si quiere conocer el entorno natural del municipio, existen dos lugares donde es imprescindible trasladarse: Temisas y Guayadeque.

Recomendamos los Petroglifos de Balos, situados en el barranco del mismo nombre, uno de los grabados más importantes de las Islas Canarias.

El Templo Parroquial de San Sebastián en Agüimes, un edificio levantado en piedra, con un cierto estilo catedralicio y con una fachada que representa una de las mejores muestras arquitectónicas del neoclacisismo canario. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981.

El Centro de Interpretación de Agüimes, permite al visitante conocer tipologías de los diferentes edificios que existen o existieron en el municipio, como casas de campesinos, de la burguesía, talleres artesanales, ermitas, iglesias, conventos, yacimientos arqueológicos...

La vaquería Las Salinas en el Cruce de Arinaga sirven carne de cabra, de cochino y variedad de platos de cocina canaria. Es una antigua vaquería, que a modo de museo rodea un comedor amplio y curioso.

Más información

Se le informa que esta Web utiliza Cookies propias y de terceros, que permiten ofrecer nuestros servicios y mejora de navegación. Si continúa navegando, entendemos que da su consentimiento y acepta el uso que hacemos de las cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.