Gran Canaria
Officiële toeristische website van Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

Multimedia

Ruta Triana

Tras su fundación, la ciudad creció hacia el barrio de Triana, de origen comercial y marinero. Aquí, el visitante puede disfrutar de un placentero paseo por la comercial calle Mayor de Triana, con edificios de gran valor histórico y artístico, y el Parque de San Telmo…

El barrio acoge lugares de encuentro como la Plaza Hurtado de Mendoza o la Plaza Cairasco, para descansar y disfrutar en un ambiente relajado en alguna de sus terrazas.

En el entorno de Triana se encuentran edificios emblemáticos como el Teatro Pérez Galdós o la Casa Museo donde nació el escritor Benito Pérez Galdós.

El origen de la calle Mayor de Triana se remonta a los años posteriores a la fundación de la ciudad. En ella se concentró desde un principio la vida comercial. Hoy día esta calle peatonal es una vía alegre y bulliciosa, lugar de encuentro y un espacio idóneo para contemplar la implantación de la arquitectura modernista en la ciudad.

Como calle mayor, Triana ha sido escenario de acontecimientos históricos destacados y, con el paso de los años, siempre ha mostrado una increíble capacidad de adaptación y ha acogido desde los primeros comercios familiares a las actuales franquicias y boutiques internacionales.

Por esta calle circuló el tranvía de la ciudad, conocido popularmente como la Pepa. Recuerdo de esa época es el reloj que se encuentra en una de las fachadas de esta vía. La calle Triana tiene una vida intensa todo el año, pero cobra un especial protagonismo con motivo de las fiestas de Navidad.

Comenzaremos nuestra visita a Triana disfrutando, en primer lugar, de un paseo por el popular Parque San Telmo. ¿Me acompaña?.

Parque San Telmo

Tiene gran importancia histórica ya que fue el emplazamiento de la muralla norte de la ciudad, que se mantuvo en pie hasta el siglo XIX y de cuya presencia se conserva el Castillo de Mata (subiendo por la calle Bravo Murillo). Aquí se emplazó este parque para recibir a los viajeros y navegantes. También junto a las murallas se levantó el primer muelle que tuvo la ciudad.

La ermita de San Telmo (s.XVII), con uno de los retablos más bellos de la isla de Gran Canaria, es un ejemplo de arquitectura mudéjar con portada gótico-renacentista. El quiosco modernista, de 1923, es una de las joyas que este estilo dejó en la ciudad, en el que destaca su profusa y colorida decoración.

Pasee tranquilamente por los rincones de este parque o si lo prefiere siéntese a disfrutar de un aperitivo en la terraza del quiosco modernista. Yo le espero junto a la Ermita de San Telmo para iniciar un agradable recorrido por una de las calles más comerciales de la ciudad: la Calle Mayor de Triana.

Calle Mayor de Triana

Aglutina una de las áreas comerciales y de ocio de mayor actividad en la ciudad y es la arteria principal del barrio. En esta calle peatonal, además de disfrutar de un agradable paseo se puede contemplar el importante legado de arquitectura modernista en muchos de sus edificios.

Tras recorrer y realizar sus compras por los distintos comercios de Triana le invito a descubrir uno de los edificios más señoriales de la ciudad: el Edificio Rodríguez Quegles. Para llegar hasta él, sólo debe encontrar la popular calle San Bernardo, caracterizada por la gran arboleda que la delimita a ambos lados, y a pocos metros se cruzará con la peatonal Pérez Galdós. Allí se sitúa el Edificio Quegles. Nos vemos en su fachada.

Edificio Rodríguez Quegles

Es uno de los edificios señoriales de Triana. Se caracteriza por el eclecticismo que muestra. Además de vivienda, ha sido la sede del Conservatorio Superior de Música y en la actualidad es sede institucional de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Nuestra siguiente parada guarda parte de la historia literaria de la Isla. Si le parece, nos dirigimos a la Casa Museo Pérez Gáldos para acercarnos a la vida de este gran escritor canario del siglo XIX. Caminemos juntos por la calle Cano, también muy comercial, y llegaremos a nuestro siguiente punto de encuentro.

Casa Museo Pérez Galdós

En la calle Cano nació en 1843 el novelista y dramaturgo, Benito Pérez Galdós, uno de los escritores más representativos del Realismo español del siglo XIX. Su casa conforma un conjunto patrimonial donde se conservan piezas museísticas galdosianas y un amplio archivo documental de su obra.

Y de la Casa Museo Pérez Galdós, ahora le invito al Teatro que lleva su mismo nombre. Al salir del Museo sólo debe girar a su izquierda y tomar la calle Malteses, en dirección hacia el mar. El majestuoso Teatro se impondrá ante sus ojos. Cuando llegue a su fachada le cuento su historia.

Teatro Pérez Galdós

Se trata de uno de los edificios singulares de la ciudad, más allá del papel cultural que ha tenido desde que abrió sus puertas en 1888 con el nombre de Tirso de Molina. Su actual denominación, homenaje al inmortal escritor Benito Pérez Galdós, se acordó en 1915. Ha sido recientemente rediseñado y reformado.

Para seguir nuestro itinerario le animo a visitar la animada Plaza Hurtado de Mendoza, popularmente conocida como la Plaza de las Ranas. Desde el Teatro diríjase al Centro Comercial Monopol atravesando la comercial calle de Triana, y allí, si le parece, nos sentaremos en una de sus coquetas terrazas y le comento sobre cada uno de los edificios históricos que la rodean.

Plaza Hurtado de Mendoza

La plaza se remonta a principios del siglo XIX, cuando se construyó el denominado Puente de Piedra sobre le barranco Guiniguada para facilitar el paso entre Triana y Vegueta. Destaca en la plaza el edificio de la Biblioteca Insular y varios quioscos, uno de ellos, Punto de Información Turística.

Y que mejor que finalizar nuestro itinerario acompañándole a la Plaza de Cairasco, situada a escasos metros de donde estamos, en un rincón de gran abolengo en la ciudad. Allí se respira el ambiente cultural y social de la Isla. Le espero junto al Gabinete Literario.

Plaza de Cairasco

Uno de los rincones más característicos de Triana es esta plaza, flanqueada por el Gabinete Literario de 1844, de estilo ecléctico y modernista. Una institución que ha ocupado un papel destacado en la vida social y cultural de la ciudad.

En la colindante Alameda de Colón se recuerda, con un busto, al navegante por su paso por la ciudad y acoge así mismo la iglesia de San Francisco del s. XVII.

Nuestra escapada histórica y cultural por el barrio de Triana ha finalizado. Ha sido un placer acompañarle en su visita y le sugiero que continúe saboreando el buen ambiente que se respira en esta zona comercial de la ciudad. Le animo, además, a que visite junto a nosotros otras rutas y rincones de Gran Canaria.

Ver texto completo

HTML5 MediaElement