Área profesional

  Portal turístico | Blog turístico | Nuestro Gran Destino

Gran Canaria debe regirse por un turismo inteligente con alianzas entre operadores, guías y comunidad académica

03 de mayo, 2019

Gran Canaria debe regirse por un turismo inteligente con alianzas entre operadores turísticos, guías y comunidad académica para que el conocimiento del patrimonio arqueoastronómico se convierta en un atractivo, así lo ha manifestado el coordinador de la iniciativa BiosphereSmart de la Unesco, Cipriano Marín.

La primera jornada del curso ‘Un patrimonio por descubrir’, organizado por el Cabildo de Gran Canaria y dirigido a guías turísticos profesionales, ha puesto de manifiesto que la isla cuenta con excepcionales recursos naturales, entre ellos Risco Caído y las Montañas y, por ello, es necesario formar a los profesionales que dan a conocer el patrimonio a los millones de viajeros que la visitan y, además, les inviten a respetarlo, señaló la consejera de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Inés Jiménez.

Marín indicó que para los guías y para el desarrollo turístico de la isla, es importante asumir que Gran Canaria no es un destino más y que no se deben repetir los errores y fracasos de otros destinos. Además, añadió que hay que aprovechar la candidatura de Risco Caído a ser Patrimonio de la Humanidad ya que ha creado interesantes sinergias con otros lugares que son patrimonio del mundo, “lo que convierte Gran Canaria es una ventana abierta al planeta”.

Cipriano Marín expuso la necesidad del uso de buenas prácticas en el turismo tales como el compromiso con el clima, la movilidad sostenible o la economía circular para que sean parte del desarrollo de la actividad turística, además destacó la importancia de crear un observatorio de la sostenibilidad.

Un patrimonio excepcional

Por su parte, el director de la candidatura de Risco Caído, José de León, aseveró que esta candidatura pone a Gran Canaria en condiciones de convertirse en un paradigma para el mundo, por lo que “es esencial que los la sociedad en general y los guías turísticos conozcan de dónde venimos, no solo a través de lo que importaron las poblaciones que llegaron a la isla, sino de lo que aportó la comunidad que ya la habitaba”.

De León argumentó que Risco Caído es una gran oportunidad para dar a conocer valores arqueológicos que aún están por descubrir, como el asentamiento troglodita de la Mesa de Acusa, Risco Chapí, el complejo arqueológico del Bentayga y Cuevas del Rey, Montaña del Humo, Altavista o la Mesa del Junquillo.

A ello sumó el patrimonio inmaterial del celaje isleño que marcaba el calendario de los antiguos pobladores, pero también de las generaciones antepasadas cercanas que seguían mirando al cielo para controlar las cosechas o los cambios de tiempo.

En el curso también participó la gestora de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, Pilar Pérez, que subrayó que ser reserva de la biosfera abre un escenario de oportunidades para el turismo y la economía puesto que son necesarios guías turísticos e intérpretes formados en flora, fauna, ecología, patrimonio o historia,  además impulsa la hostelería, el turismo activo, el comercio de productos locales, huertos ecológicos, la astronomía o la fotografía.

Pérez explicó las virtudes de la Reserva de la Biosfera, con sus playas, acantilados, franja marina, geología o patrimonio y también sus valores intangibles, olores, colores, sabores, sonidos o historia y animó al cuidado y conocimiento de una zona que ocupa el 42 por ciento de la isla.

Turismo sostenible rural

Durante la jornada, el gerente de la Biosfera de Fuerteventura, Tony Gallardo, indicó que es un error adaptarse al turista porque, si es el visitante quien se sumerge en la cultura local, conseguirá dar un plus de singularidad a su experiencia a través de la generación de nuevos productos turísticos sostenibles sobre base local y en el medio rural.

Gallardo alabó la creación de iniciativas como este curso que podrán dar autenticidad y rigor a esos profesionales que muestran la historia y el patrimonio y que, más allá del sector turístico, también es importante para educadores y profesores a los que el sistema no surte de las herramientas necesarias para formar a sus alumnos.

El inspector de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, José Guillén, ofreció la ponencia ‘El patrimonio rural de la cumbre y los desafíos del turismo’ en la que expuso que el paisaje cultural es, además del lugar de encuentro entre naturaleza y cultura humana, el producto de la relación de distintas comunidades a los largo de la historia.

Guillén lo calificó de patrimonio frágil y excepcional, con un rico legado de biodiversidad agrícola y ganadera que debe verse como un conjunto vivo al seguir generando memoria y paisaje.

Para finalizar, Francisco José Torrado, profesor de Geología de la ULPGC, resaltó que la candidatura de Risco Caído puede conseguir captar a visitantes que aman la naturaleza y quieren conocer otra perspectiva de la isla.

Para Torrado, la longevidad de Canarias, con islas de más de 20 millones años, y la cercanía al continente africano ha hecho que la composición química del magma haya evolucionado y creado un paisaje diferenciado de otros lugares del planeta, que puedan parecerse geológicamente, como Hawai, pero que no consiguen la diversidad que tiene Gran Canaria.