Gran Canaria
Официальный сайт по туризму на Гран-Канарии
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria
{$slidertop}

Multimedia

Podcasts

 

 

Ruta de Santa Lucía

 

Muy buenas, querido visitante. La ruta que ha elegido le permitirá conocer el municipio de Santa Lucia, situado al sureste de la isla. Es un hermoso lugar que se extiende desde el mar hasta la cumbre y alberga en su seno llanuras, altos riscos y barrancos. La extensión de este municipio alcanza los 60 Kilómetros cuadrados, está situado a unos 680 metros sobre el nivel del mar y a unos 50 kilómetros al sur de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. La ruta en coche es sencilla, si a usted le apetece, yo le acompaño y le guío.

Salimos desde Las Palmas por la GC-1 recorriendo parte de la pista al sur. A unos 35 Kilómetros podemos ver en la carretera la señal de la salida a Vecindario, seguimos en esa dirección sin dejar de prestar atención a las indicaciones. Poco después, encontramos la señal que pone Casco Urbano y ahora sí, podemos empezar a sentir la actividad de la ciudad.

Ya estamos en Vecindario, nos deshacemos del coche en cualquiera de los aparcamientos que ofrece la ciudad y si le parece, seguimos la ruta a pie.

 

Vecindario

Las características de esta zona de la isla son ricas y variadas y han dotado al municipio de una amplia gama de atractivos para los visitantes como usted. Mientras nos dirigimos a la Plaza de la Era, le voy adelantando alguna información, para que pueda entender mejor lo que vamos a encontrar en este municipio.

El sureste de Gran Canaria es una de las mejores zonas de viento del archipiélago, por eso está usted en un municipio donde se practica una de las pruebas del campeonato del mundo de Windsurfing y es considerado uno de los mejores lugares para la práctica de este deporte en Europa. El viento también ha hecho posible que sea un municipio referente, en cuanto al estudio y puesta en práctica de las energías renovables. Todo el entorno, sobretodo de la costa, resume la historia del aprovechamiento del viento.

Si durante el recorrido no ha visto aún algún aerogenerador o molino de viento, ha estado usted más atento a la carretera que al paisaje, y eso está bien. No se preocupe, los verá. Durante la ruta de hoy pasaremos por el Instituto Tecnológico de Canarias, situado en la misma orilla de la costa de este mismo municipio y prestaremos más atención al tema.

 

Plaza de la Era

Ya estamos en la Plaza de la Era, símbolo de las tradiciones del municipio y lugar donde se encuentra la oficina de turismo. Puede entrar y obtener toda la información que desee.

Si ya ha obtenido toda la información necesaria, le llevaré a la Avenida de Canarias.

 

Avenida de Canarias

Tres kilómetros que hoy conforman la mayor zona comercial a cielo abierto de Canarias y donde tenemos la mayor muestra de la transición de la actividad económica del municipio desde el siglo XX hasta nuestros días.

Sardina del Sur y el Doctoral, son los dos extremos de la Avenida por la que paseamos en estos momentos y que antiguamente era la carretera de acceso al sur de la isla.

La agricultura fue la principal actividad económica de la ciudad hasta finales del siglo XX, fecha en la que el sector servicios, sobretodo el comercio, fue ganándole terreno y conformando el cuadro actual. Hoy en día podemos comprar en lo que es el centro neurálgico de la zona sureste de Gran Canaria, sentarnos en un banco a leer, pasear por la zona peatonal o tomar algo en una de las terrazas, pero no por ello dejaremos de disfrutar y conocer el ambiente tradicional y los orígenes de lo que hoy es una ciudad renaciente. Para ello podemos ir al Museo de la Zafra, situado en la calle Isla de la Graciosa, número 33, entre la Avenida de Canarias y el mar.

Si usted quiere seguir recorriendo la Avenida, no se preocupe por mí, le espero en este banco.

Cuando usted desee, le acompaño al museo de la Zafra.

 

Museo de la Zafra

¿Está listo? Un breve paseo por las calles de Vecindario, nos han traído hasta las instalaciones del museo, que ocupan 4.000 metros cuadrados repartidos en dos edificios. Podremos conocer los aspectos más importantes de la historia del municipio de Santa Lucía relacionados con el cultivo y el empaquetado del tomate. En el primero de los edificios, una serie de pequeños detalles le harán adentrarse en la vida de los aparceros que trabajaban en las tierras y ver incluso los vehículos que usaban en la época, para movilizarse o para trasladar el producto. Una muestra de chozas o cuarterías le llevarán a imaginar las condiciones de vida de los trabajadores y sus familias, todo ello acompañado de paneles informativos para ampliar sus conocimientos acerca de la zona de la isla en la que nos encontramos.

Si se asoma por la ventana de esa cuartería le hago una foto, Genial!

Sin salir de las instalaciones llegamos al segundo edificio, donde podemos ver un pozo original que hoy sigue funcionando y del que se extraen diariamente 15 litros de agua por segundo, además de conocer el uso del agua y las construcciones que se realizaban para su aprovechamiento, de las que hoy quedan algunas repartidas por la isla. ¿Ha visto alguna acequia durante su visita a la isla? Puede que hasta ahora no se haya fijado, pero tras ver esta muestra, reconocerá antiguas construcciones y vías para el agua que se usaban en nuestro archipiélago. Si ya ha extraído y asimilado la información que ofrece este museo, esperando que haya disfrutado de la visita, le acompañaré en el coche hasta la salida de la zona urbana, Vecindario, para dirigirnos al área costera del municipio, Pozo Izquierdo.

 

Playa de Pozo Izquierdo

Tan solo hemos de coger la GC-1 y salir por la salida que pone Vecindario-Pozo Izquierdo, una vez tomemos la salida estaremos en la que se conoce cómo “la vía a pozo”, todo está muy bien señalizado, y pronto llegaremos a una pequeña población que tiene unas casas agrupadas. La playa está situada justo al lado de ellas. En frente de la Playa tenemos un parking.

Y esta es la playa a la que me refería cuando hablábamos de camino a la Plaza de la Era. La Playa de Pozo Izquierdo, considerada como una de las más importantes de Gran Canaria para la práctica del windsurfing. Una de las mecas mundiales para los aficionados al viento que ha visto nacer a las hermanas canarias Ruano, campeonas del mundo en numerosas ocasiones en este deporte.

Esta playa soporta frecuentemente fuertes vientos y oleajes, y precisamente gracias a esto es por lo que ha sido elegida como uno de los puntos más importantes para la celebración del campeonato mundial de windsurfing. Además en la Playa de Pozo Izquierdo, al final de la Avenida, está situado el Centro Internacional de Windsurfing, ¿Quiere visitarlo? Pues adelante.

 

Centro Internacional de Windsurfing

La capacidad de alojamiento de este centro es para 90 personas y está acondicionado para la práctica del deporte náutico por excelencia de la zona. Si a usted le gusta el buceo, también ofrecen cursos y alquiler de equipos para poder practicarlo. Cualquier cosa que pueda necesitar a la hora de practicar alguno de estos deportes, se lo suministrarán en las tiendas especializadas en Windsurfing que hay en los alrededores. Las instalaciones cuentan con un restaurante y los fines de semana hay actuaciones en vivo. ¿Se imagina aquí, al filo de la playa con una copa en la mano y escuchando musiquita?

Ojalá que ese plan no se lo lleve el viento…

Otro aspecto positivo que ha aportado el viento a esta zona, con su regularidad y velocidad es el desarrollo de las energías renovables, que ha permitido una eclosión de los aprovechamientos para obtener energía eólica. Supongo que ya le habrán llamado la atención la planta de molinos, que se sitúan en los alrededores de este paraje. Si continuamos en el coche en dirección al sur, es decir, en dirección a los molinos más pegados a la costa, por una pista de asfalto, y tras dejar la desaladora a mano izquierda, llegaremos a la puerta del Instituto Tecnológico de Canarias. Actualmente, desde aquí, se estudia cómo impulsar el uso de las energías renovables en Africa Occidental. En la explanada de la puerta del Instituto podemos dejar el coche. Desde la puerta del parque, mirando hacia el mar infinito, cogemos el camino de tierra que bordea el Parque Tecnológico y lo seguimos; parece que no llega a ningún lado, pero a pocos pasos, podemos ver una construcción blanca. Bienvenido! Ya está usted en la antigua casa del salinero, actualmente, Las Salinas del Tenefé.

 

Salinas del Tenefé

Las Salinas se encuentran situadas en la costa del término municipal de Santa Lucía de Tirajana, en la zona conocida como Punta de Tenefé, junto al Parque Marítimo El Saladar. Es un lugar de investigación marina y con importante presencia de flora endémica. Ocupan una parcela en primera línea de borde marítimo, con una superficie útil de 20.000 metros cuadrados aproximadamente y están hechas de barro.

Fueron construidas a finales del siglo XVIII, con el objetivo principal de vender la sal a los barcos de pesca que faenaban en la costa del caladero canario sahariano y de abastecer al consumo insular. Originariamente estas salinas disponían de tres molinos de viento que bombeaban el agua hasta la zona alta de la industria. Por estas razones, las salinas fueran conocidas como las "Salinas de los Tres Molinos".

Las Salinas de Tenefé fueron declaradas Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Etnológico, el 26 de abril de 2005.

En Canarias llegaron a existir más de 60 salinas, en su mayoría localizadas en las islas orientales del archipiélago. En la actualidad la mayoría de ellas se encuentran en estado de abandono o han desaparecido.

En las instalaciones de las salinas se encuentra ubicado El Centro de Interpretación de las Salinas de Tenefé, que ocupa la antigua casa del salinero, una edificación tradicional que se utilizaba simultáneamente como vivienda para las personas que explotaban las salinas y como almacén.

Hoy en día, estas salinas, siguen generando sal en cantidades muy pequeñas y los meses de producción oscilan entre marzo y octubre.

¿Qué le parece si tras esta salada visita nos adentramos en la zona rural del municipio y cambiamos de tercio? Una de las ventajas de este municipio es que en pocos minutos puedes pasar del mar al campo, ¿Le apetece comprobarlo? Pues vamos al coche y le guío.

 

Ruta por Santa Lucía

Los 15 kilómetros que nos separan del núcleo de la zona rural discurren por uno de los paisajes más hermosos de la isla, volvemos a coger la misma carretera por la que vinimos y vamos en dirección a Vecindario, pero esta vez lo pasamos de largo y seguimos la señal que pone Santa Lucía, la carretera GC-65 por la que cruzaremos el barranco de Tirajana. Durante este trayecto el cambio de temperatura se hará notar, es posible una diferencia de entre 2 y 10 grados menos que en la costa, según la estación del año. Y a partir de ahora, quedaré en silencio para permitirle disfrutar el paisaje espectacular por el que se adentra.

 

Mirador del Guriete

El primer mirador que nos encontramos durante la subida es el Mirador del Guriete, un lugar donde puede parar a disfrutar del encantador paisaje que se le ofrece. Según continuamos subiendo nos acercamos a las grandiosas montañas por las que se pone el sol y el juego de luces y sombras es cada día diferente pero nunca deja de ser espectacular.

Es difícil, pero intente no quedarse anclado en el asombro y la belleza del paisaje porque pronto aparecerá el cruce que indica la dirección de La Fortaleza de Ansite y de La Presa de Sorrueda, no se lo vaya a pasar. Ambos parajes se encuentran siguiendo la misma carretera, una carretera que nos acerca, a 300 metros, al Centro de Interpretación de Las Fortalezas, recién equipado y pendiente de su apertura y la misma carretera llega hasta el fondo del barranco. No faltan las poblaciones naturales de palmeras que aportan un ambiente exótico a la zona. El tipo de palmera que encontramos en esta zona es La especie “Phoenix Canariensis”, endémica y símbolo natural del Archipiélago.

Está protegida por la legislación canaria y en ocasiones posee la asombrosa característica de regenerarse tras un incendio, tal y como podemos observar en el que ocurrió hace unos años en este mismo palmeral, donde ya solo quedan huellas del suceso en los troncos ennegrecidos de las palmeras. Este ecosistema ha resultado esencial desde la época de los antiguos canarios hasta el mundo rural tradicional, ya que el tronco, las hojas, el pírgano, las támaras, etc. han sido materias primas de numerosas actividades artesanales.

 

La Sorrueda

La primera indicación que encontramos en esa vía tras el primer núcleo de palmeras nos lleva hasta el segundo mirador, El de la Sorrueda, desde donde podemos admirar la Presa, cuyo nivel de agua depende de las lluvias acaecidas en ese año. La belleza de esta presa es capaz de sorprender a cada uno de sus visitantes.

 

La Fortaleza Grande de Ansite

Para llegar a la Fortaleza Grande de Ansite, sólo hay que continuar recorriendo la carretera y alcanzaremos la zona arqueológica constituida por los Roques de La Fortaleza Chica, La Fortaleza Grande y Titana.

Usted tiene aquí una grandiosa muestra del hábitat prehispánico. Este conjunto de orientación defensiva ha servido para relacionar este lugar con La Fortaleza de Ansite que nombran los escritos sobre la historia de Canarias. Supuestamente aquí, se produjo el último enfrentamiento entre los antiguos canarios y los castellanos, que significó el fin de la conquista armada y la anexión de la isla a la Corona de Castilla en 1483. Le recomiendo que haga una parada y disfrute de este paisaje. Si es decidido puede adentrarse por las peñas y recorrer senderos que pueden llevarle hasta cuevas naturales y artificiales.

Aún nos queda visitar el casco antiguo de Santa Lucía, para poder llegar, recorremos la carretera en dirección inversa y volvemos a la GC-65. A poca distancia encontramos a mano derecha el Museo Castillo de la Fortaleza El HAO .

 

Museo Castillo de la Fortaleza El HAO

Es otra de las recomendaciones que le hago. Este museo es básicamente arqueológico, puesto que se exponen restos hallados en los yacimientos de la zona. Además, es posible apreciar elementos etnográficos, botánicos y referentes a la zoología. Mientras usted visita el mueso yo le espero por los alrededores. No tenga prisa, existe un jardín para poder apreciar la existencia de flora autóctona y árboles frutales de diferentes latitudes donde me encantará perderme durante un buen rato.

Parece que sale enriquecido del museo, tiene buena cara.

Dejemos el coche aquí mismo, a pocos metros tenemos el casco urbano, caminemos y respiremos el olor a pueblo, si es invierno seguramente, huele a leña.

 

Casco de Santa Lucía

Ya dentro del casco histórico coronado por la Iglesia de Santa Lucía, podemos observar las construcciones típicas de la zona rural adornadas con piedras. Y el núcleo del pueblo a dos alturas, que nos invita a subir a lo más alto y divisar las maravillosas vistas que se despliegan desde allí.

 

Iglesia de Santa Lucía

En la Plaza del Pueblo, ubicada en una loma de la zona alta se encuentra La Iglesia de Santa Lucía, edificio histórico y artístico que se construyó en 1905. Destaca en su estructura la fachada, bellamente empedrada de canto labrado con distintos motivos histórico-religiosos.

La blancura y morfología de su cúpula la hacen inconfundible y se divisa desde lejos. Cabe resaltar en su legado histórico artístico un crucificado de 50 cm., obra del imaginero canario Luján Pérez, realizado totalmente en madera; además de un lienzo inacabado, que ocupa toda la pared frontal, obra del pintor teldense José Arencibia.

Arte, historia, deportes, tradición, naturaleza, un conglomerado que espero haya disfrutado para poner fin a esta ruta por el municipio de Santa Lucía. Ojalá haya disfrutado como yo. Y antes de despedirme, un último consejo, no se vaya sin probar el pan de puño y las aceitunas, buenos productos de la zona. Buen viaje, querido visitante.

¡Gracias y hasta pronto!

 



Suscribirse a las Audioguías de Gran Canaria: Itunes  -   RSS