Ir al principio

Blog Oficial de Turismo de Gran Canaria

Retama blanca en el Barranco de San Miguel

Magia blanca en Gran Canaria

La floración invernal de la retama blanca canaria supone uno de los grandes ‘trucos’ de la naturaleza en Gran Canaria.

Alguien parece haber tendido un manto blanco que cubre durante el invierno barrancos y laderas de Gran Canaria. La misteriosa escarcha es sin embargo el resultado del espectáculo que regala durante la estación la floración de la retama blanca canaria, un arbusto de hasta tres metros de alto cuyas aromáticas flores son las protagonistas indiscutibles de esta función invernal que se representa en múltiples escenarios naturales de la isla con entrada libre y gratuita.


Solsticio de Invierno. Roque Bentayga y Roque Nublo

La luz del invierno entra en escena

El solsticio de invierno provoca un espectáculo de luces y emoción en la cumbre de Gran Canaria.

El día más corto del año empieza en realidad la noche anterior, con un manto de estrellas cubriendo el escenario antes de que comience la función. Bajo el pronunciado escarpe de la Mesa de Acusa, un abismo de tiempo y viejas erupciones grabadas en el paisaje, se expande el patio de butacas y el público, esta vez el objetivo de una cámara fotográfica que apunta hacia el lugar por el que aparecerá la verdadera protagonista del solsticio de invierno en la cumbre de Gran Canaria: la primera luz invernal.


Montañón Negro

Rostros del paisaje de montaña

La celebración del Día Internacional de las Montañas recuerda la riqueza de los paisajes de altura de Gran Canaria.

Gran Canaria hunde sus pies en el Atlántico. Pero su cabeza busca y encuentra el cielo. El 11 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Montañas, una fecha que permite recordar que las cumbres y montes de la Isla esconden mil y un secretos por descubrir para cualquiera que quiera llevarse una fotografía completa del territorio insular.


Agaete

Gran Canaria, el lienzo perfecto

La gama de tonos ocre y anaranjados, o de puro bronce, definen y dibujan algunos de los rasgos esenciales de Gran Canaria.

Gran Canaria a veces se esconde. Entonces hay que ir a buscarla, por ejemplo en el fondo de valles pétreos, casi ignotos y ajenos a los senderos más transitados. Este juego del escondite concluye en alguna ocasión cerca de un puente de piedra del siglo XVIII, en un tramo del barranco de Barafonso donde, de pronto, las piedras rayadas se tornan de color naranja. Este colorido y angosto cañón de cenizas volcánicas y erosionado por el agua durante miles de años también forma parte del misterio de la isla infinita.


Roque Nublo

Los 5 enigmas del Roque Nublo

El Roque Nublo, uno de los símbolos naturales de Gran Canaria, te aguarda en las alturas para que desveles sus misterios.

1. ¿De qué están hechas las piedras? El primer misterio resuena de piedra en piedra y de roca en roca. ¿De qué están hechas las piedras de la cumbre de Gran Canaria? Es más, ¿de qué se conforma el propio Roque Nublo, el gran emblema de la isla? El fuego y el tiempo tienen la respuesta. Este espectacular monolito de alrededor de ochenta metros de alto y situado a más de mil ochocientos metros de altura es el testigo petrificado de la explosión de un estratovolcán acontecida hace varios millones de años. El escultor más paciente que existe, el tiempo, esculpió las cenizas y demás piroclastos petrificados hasta modelar la figura del Roque Nublo que contemplamos hoy en día.


Huerto de las Flores en Agaete

7 curiosidades del Huerto de las Flores

El Huerto de las Flores es un jardín botánico de Agaete, en Gran Canaria, con más de cien especies de todo el mundo.

1. Plantas viajeras que echaron raíces en Agaete. La pasión por los viajes y la botánica fueron las semillas que permitieron el nacimiento del  Huerto de las Flores, precioso y delicado jardín botánico de Agaete (Gran Canaria). Sus raíces se remontan a las postrimerías del siglo XIX. Sus creadores, integrantes de la familia De Armas, regresaban de sus viajes por el mundo con esquejes y semillas de árboles. Muchas de las especies procedían de América, entre otras muchas latitudes. Aquí llegaron y aquí se adaptaron. En realidad, no es difícil hacerse a la vida en un lugar como Agaete.


Mirador de Unamuno en Artenara

Gran Canaria, la cumbre de Unamuno

El escultor Manolo González, autor de la estatua del Balcón de Unamuno de Artenara, en Gran Canaria, habla sobre la obra.

“En verdad, el protagonista es el paisaje”, asegura el escultor Manolo González, autor de la estatua del Balcón de Unamuno de Artenara, donde Gran Canaria se da la mano con el cielo. El escritor llegó a la Isla en el verano de 1910 tras aceptar una invitación para presidir un concurso de poesía y tuvo la oportunidad de conocer la cumbre. La estatua se asoma al lugar donde el novelista quedó hechizado por otra obra de arte, esculpida en este caso por la Naturaleza.


Roque Nublo

Roque Nublo, más allá de tu imaginación

El Roque Nublo, maravilla geológica y emblema de Gran Canaria, te invita a tocar el cielo junto a él.

La ascensión había dado sus primeros pasos en tu imaginación. Pero ahora estás aquí de verdad, respirando un aire puro de montaña que arrastra los aromas del pinar, de los alhelíes, los tajinastes, los castaños y la retama. Miras hacia lo alto y entonces lo ves. Sientes que te invita a subir hasta su base y tocar el cielo junto a él. Es el Roque Nublo, un orgulloso hijo del volcán y uno de los monolitos de piedra más impactantes del mundo. Y hoy vas a visitarle en su guarida a más de 1.800 metros de altura.


Barranco de la Mina

El mágico mundo verde de Gran Canaria

La naturaleza verde de Gran Canaria se manifiesta de las formas más maravillosas y sorprendentes.

Existe un mundo mágico donde reinan los laureles, los naranjeros salvajes, los viñátigos, los paloblancos, los sauces, los madroños, los tejos, los tilos y los mocanes. Y está en Gran Canaria. Esta relación de nombres que parecen extraídos de un libro de hadas, duendes y magos identifica en realidad a los árboles que otorgan cuerpo y alma a la laurisilva, el bosque misterioso y primigenio que se aferra a la isla y desde el que se proyecta además el latido más nítido y claro de su corazón verde.


Roque Bentayga con cielo estrellado

Gran Canaria, destino Starlight

La Unesco declara a Gran Canaria como Destino Starlight por la alta calidad de sus cielos para la observación astronómica.

Gran Canaria se ha graduado con matrícula de honor en la asignatura de cielos nocturnos impresionantes. La Unesco ha declarado a la isla Destino Starlight, que certifica que se trata de un lugar privilegiado para toda persona que quiera contemplar las estrellas y sentir que prácticamente puede tocarlas. Gran Canaria entra así en un selecto club donde también figuran Chile, Nueva Zelanda o Hawaii.


Faro de Maspalomas

Tu palmera personal

La palmera canaria forma parte del paisaje y la identidad de Gran Canaria y del recuerdo que te quedará de tu estancia.

Siempre han estado aquí, peinando vientos, procurando sombra, recortando cielos azules con su esbelta silueta. Un grupo de ellas dio nombre a la capital de la isla, Las Palmas de Gran Canaria, hace ya más de cinco siglos. El poeta Bartolomé Cairasco de Figueroa (1583-1610) decía que por aquí eran “altísimas, mucho más que en Egipto las pirámides” y las crónicas de la Conquista referían que “la isla era un jardín, toda poblada de palmas”.