Ir al principio

Blog Oficial de Turismo de Gran Canaria

Mirador del Pico de los Pozos de la Nieve

Gran Canaria abre ventanas al universo desde sus miradores astronómicos

La red de miradores astronómicos de Gran Canaria permite disfrutar de las excelentes condiciones de la Isla para observar las estrellas.

Frank nació en un lugar de Gran Canaria donde el firmamento es una extensión más de la vida y forma parte de la cultura, la historia y el lenguaje. Porque aquí se dialoga con los cielos. Nacido en San Mateo, creció en el pago de Cueva Grande, en la cumbre insular, donde el ser humano y lo infinito parecen darse la mano. “Yo tengo conciencia de mirar al cielo desde muy chico, con cuatro o cinco años”, recuerda este docente apasionado de la astronomía cuya memoria es una especie de sistema planetario donde orbitan y coexisten celebraciones familiares y eclipses de luna.


Mogán

Deja que Gran Canaria te envuelva en 360 grados

Gran Canaria te invita a un recorrido en 360 grados por algunos de los sorprendentes rincones que aguardan al visitante.

¿Qué es ese sonido que penetra hoy en tu casa? Se asemeja a un martilleo preciso y veloz. Procede del interior de los pinares que escoltan a la Presa de Las Niñas, en el interior de Gran Canaria, y se trata en realidad del picoteo sobre los troncos del picapinos. No puedes verlo, pero sí presentirlo e imaginarlo en el recorrido en 360 grados por la isla que te convertirá en un ave en pleno vuelo tras un anhelo que cada día que pasa está más cerca de hacerse realidad.


Roque Nublo

La artista secreta de Gran Canaria

La naturaleza de Gran Canaria, siempre reconocible e inédita a la vez, ha dibujado una obra inspiradora sobre el lienzo en blanco.

Cuando nadie las mira, las dunas se mueven con sigilo y comparten confidencias con el viento y el océano en su lenguaje de susurros. El silencioso mar de arenas de Maspalomas ha aprovechado el paréntesis para reescribirse y regresar a sus orígenes. Bastaron apenas un par de días para que las brisas borraran las últimas huellas sobre la piel dorada del gran arenal del sur de Gran Canaria y que éste recobrara la apariencia de hace más de medio siglo.


Dunas de Maspalomas

Gran Canaria, viaje mágico a la isla que te espera

Un viaje mágico para adentrarte en la isla de Gran Canaria sin moverte del salón de casa #YoMeQuedoEnCasa #QuédateEnCasa.

Más allá de los ventanales, los balcones y los muros se sigue adivinando el paisaje del futuro. La luz que entra por las cristaleras de tu casa es también un reflejo de la vida que sigue latiendo. Y en algunos lugares lo hace con especial fuerza. ¿Sabes dónde? Simplemente asómate a la ventana. O cierra los ojos y embárcate en un viaje mental con destino a Gran Canaria, la isla que te espera. La aventura comienza ahora mismo, en tu hogar, justo en la siguiente línea...


Los Berrazales

Siglos de sol, café y vinos

La Finca La Laja es una clara muestra de la generosidad y riqueza paisajística del Valle de Agaete, en Gran Canaria.

En lo alto, en los riscos de Tamadaba, despuntan los pinares y el agua que rezuma de la piedra resplandece como un espejo o una lámina de plata bajo el sol. Unos mil metros más abajo, al pie del macizo, en la Finca La Laja, en el corazón del Valle de Agaete (Gran Canaria), Víctor Lugo, miembro de la quinta generación de una familia cuya historia se entremezcla bajo el suelo del lugar con las raíces de los árboles centenarios, invita a tomar de sus manos los pequeños frutos que acaba de coger de los cafetales que crecen a la sombra de los naranjos y viñedos y la escolta de un jardín tropical de mangos, aguacates y guayabos.


Mirador de Unamuno, Artenara

Artenara, punto y seguido en la eternidad

Artenara, en la Cumbre de Gran Canaria, mantiene viva una tradición única ligada al corazón mismo de la roca volcánica y de una pureza cada vez más difícil de encontrar.

El pintor Miró Mainou buscaba la verdad en la luz. Quizás por eso mismo decidió anclar su nave durante más de una década en Artenara, donde la vida se dibuja a diario sobre un lienzo de calmas y transparencias, el escenario de costumbre en un pueblo que habita en la frontera entre el abismo de una colosal cuenca volcánica y las puertas del cielo. Aquí, por lo tanto, se iluminaron los pinceles de Mainou, Premio Canarias de Bellas Artes, que retrató con claros y sombras la esencia de un paisaje en obras como ‘Cumbre’. Hoy en día, un mural realizado por alumnos y alumnas de la Escuela de Arte Superior y de Diseño de Gran Canaria recrea la obra en la fachada de la casa en la que vivió el artista entre 1977 y 1989.


Atardecer desde el Parador Cruz de Tejeda

Lecciones de vida en la Cruz de Tejeda

La Cruz de Tejeda, en Gran Canaria, es un epicentro geográfico e histórico donde se escucha la voz interior de la isla.

“Hay que ponerle buena cara a la vida”. Manuel Ortega nació en el seno de una familia que se ganaba el sustento cultivando la tierra, cuidando de un breve ganado de ovejas, cabras y alguna vaca y trabajando en galerías de agua de la cumbre de Gran Canaria. Y quizás por ello su conversación fluye como un manantial. “Yo gozo hablando con la gente”, reconoce Manuel mientras acaricia el lomo de su noble y cuadrúpedo compañero, Bartolo, un burro introvertido y manso cuyo trabajo es pasear a quien quiera por el entorno de la Cruz de Tejeda, un cruce de caminos y epicentro geográfico, turístico, histórico y en cierto modo sentimental de la isla situado por encima de los mil quinientos metros de altura que se asoma a una asombrosa cuenca volcánica.


Valleseco

El tiempo se detiene en Valleseco

Valleseco, en el corazón verde de Gran Canaria, envuelve al visitante en un manto de naturaleza, tradiciones y sabores.

Valleseco se despereza al alba y se arrulla en la noche con un rumor de aguas. Los lavaderos, los vestigios de viejos molinos, las galerías y las acequias componen un espejo donde se mira y se reconoce un municipio que despliega cada mañana un inmenso muestrario natural donde se puede comprobar que existe una cantidad aparentemente infinita de tonalidades del color verde.


Barranco de Los Cernícalos

Los Cernícalos, camina con el agua

El Barranco de los Cernícalos, en Gran Canaria, te adentra en el lado más natural y misterioso de la isla.

Presta mucha atención, porque estamos a punto de entrar en uno de esos parajes que nos hacen sentir que vagamos por un mundo perdido que, sin embargo, está mucho más cerca de lo que pensamos. Sí, escucha y mira atentamente, porque cada piedra, cada planta y cada trino de pájaro tienen una historia que contar. Caminar por el Barranco de los Cernícalos, en la vertiente este de Gran Canaria, nos adentra en el lado más natural de la isla y nos sitúa, cara a cara, frente a su rostro más ancestral y salvaje.


Retama blanca en el Barranco de San Miguel

Magia blanca en Gran Canaria

La floración invernal de la retama blanca canaria supone uno de los grandes ‘trucos’ de la naturaleza en Gran Canaria.

Alguien parece haber tendido un manto blanco que cubre durante el invierno barrancos y laderas de Gran Canaria. La misteriosa escarcha es sin embargo el resultado del espectáculo que regala durante la estación la floración de la retama blanca canaria, un arbusto de hasta tres metros de alto cuyas aromáticas flores son las protagonistas indiscutibles de esta función invernal que se representa en múltiples escenarios naturales de la isla con entrada libre y gratuita.