Gran Canaria
Web officiel du tourisme de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria
{$slidertop}

Multimedia

Ruta Vega de San Mateo

Le doy la bienvenida a nuestra isla de Gran Canaria y le acompaño en la ruta que ha decidido realizar hoy. Alcanzar el municipio de la Vega de San Mateo, conlleva sólo recorrer 22 kilómetros desde Las Palmas de Gran Canaria hacia el centro de la isla, dónde también visitaremos el pico más alto de la isla, el Pico de Las Nieves, a 1.949 metros sobre el nivel del mar. Si usted está preparado, partimos inmediatamente.

Para salir de la capital podemos elegir entre la circunvalación, dirección Tafira, o la antigua carretera general del centro. Si le parece, subiremos por esta última, le aseguro que la vista se lo agradecerá. Al llegar a la rotonda de Bandama, seguimos dirección Santa Brígida, carretera GC-15, y desde ahí, dirección San Mateo.

 

Historia del lugar

Hasta bien entrado el siglo XVIII, los canarios llamaban Tinamar a la comarca que más tarde recibiría el nombre de Vega de Matos por su propietario, Juan de Matos, quien fundaría el mayorazgo, dando su apellido a la zona. Vega de San Mateo fue antiguamente un barrio, “la Vega Alta”, del vecino municipio de Santa Brígida, ”la Vega Baja”, segregado de éste a principios del siglo XIX. Con la independencia administrativa, el nuevo municipio pasaría a denominarse con el nombre de San Mateo, debido a que la parroquia local estaba bajo la advocación de Mateo el Apóstol.

No pierda detalle de las vistas, una fabulosa vegetación cubre el terreno a ambos lados de la carretera, la humedad y el clima hacen de esta zona una de las más fértiles de la isla. Los distintos tonos de verde que pintan el paisaje y los ocres que se dibujan durante el otoño, alternando con los vivos colores de la naturaleza en otras estaciones, convierten el trayecto al municipio uno de los más atractivos y bellos.

 

Casco de San Mateo

Una vez llegamos al pueblo, esta vía en la que circulamos, la GC-15, se convierte en la Avenida de Tinamar, como ya le dije, nombre prehispánico con el que se conocía a esta zona. Podríamos cruzar el municipio de noroeste a oeste por esta vía y acabar en Tejeda. Pero no corramos tanto, pues nos dejaríamos atrás los mejores rincones del municipio que hoy nos ocupa.

Hagamos una parada, dejemos el coche aparcado y le guiaré por este casco lleno de sorpresas.

 

Iglesia de San Mateo

Entre sus edificios más emblemáticos y presidiendo el casco urbano, se encuentra La Iglesia de San Mateo Apóstol construida en 1800 y situada en la Calle Principal. Un edificio de dos naves cuyas fechas de construcción distan casi un siglo. Mientras el primero de ellos se levantó en el año 1800 el más reciente se hizo a partir de 1895. La parte media superior está coronada por un campanario diseñado por José Luján Pérez (gran artista imaginero). La campana de la iglesia, fue enviada desde Cuba por emigrantes de la isla, quienes también recaudaron dinero para el campanario. Esta iglesia presenta un estilo predominantemente ecléctico con influencias neoclásicas y donde usted podrá observar una estatua de San Mateo del siglo XVII,, que también se le atribuye a Luján Pérez.

Preste atención a las referencias que vamos haciendo sobre los emigrantes, le ayudará a completar y comprender la información que vayamos recogiendo según avancemos por el municipio.

Permítame que le cuente la relación de esta Iglesia con la independencia de San Mateo; Entrado el siglo XIX, el 25 de octubre de 1800, la Ermita de San Mateo pasaría a convertirse en Parroquia por decreto del obispo Verdugo. Las razones esgrimidas en su momento eran que la ermita ya atendía a una cantidad de fieles lo suficientemente numerosa como para disponer de Parroquia propia sin tener que depender de la de Santa Brígida. Otra de las razones, era la distancia existente entre ambos pagos y el estado de los caminos, pues dificultaban a los feligreses de San Mateo acudir a la parroquia satauteña a cumplir con el precepto.

Como en tantos otros municipios de la isla, conseguir la independencia de la parroquia significaba dar el primer paso para alcanzar la autonomía municipal. Por ello, una vez lograda la segregación religiosa, los vecinos reclamaron la independencia total de la vecina Santa Brígida. Así, el 22 de diciembre de 1800, inician el correspondiente expediente ante la Real Audiencia. En él, se solicitaba el nombramiento de empleos públicos, alcalde real, diputados, etc. Poco después, consigue la independencia administrativa de la villa vecina. Corre el 16 de diciembre de 1801.

Pero volvamos a nuestro siglo 21.

 

Alameda de Santa Ana

Saliendo de la Iglesia, por la Calle Principal hacia la parte baja del pueblo tenemos a nuestra izquierda la Alameda de Santa Ana, antiguo punto de reunión, encuentro y celebración de los Vegueros, como se conoce a los habitantes del lugar.

El quiosco de la música, coqueta construcción que secunda la presencia de las casas consistoriales, actual Ayuntamiento, completa el conjunto histórico de edificios que datan del año 1943.

¿Verdad que es curioso imaginar el ambiente que se podía respirar en esta Alameda hace más de medio siglo? Pues le voy a dar alguna información más que le ayude a reconstruir la época de la que data este lugar. Hoy, las ferias de ganado siguen siendo un símbolo en este municipio, de hecho, cada 21 de septiembre se celebra una, que sin duda, vale la pena visitar. En ella se exhiben los mejores ejemplares de la región. Pero es una tradición muy antigua y por ese entonces, éste era el lugar por el que desfilaban, acompañados por marchantes y ganaderos, los mejores ejemplares que aspiraban al premio. Al paso de los animales, sonaba la banda de música desde este quiosco y sus pasodobles alegraban al público asistente.

Aprovechemos el ritmo y sigamos bajando la calle Principal, en esta ocasión a ritmo de otro tipo de paso doble, el suyo y el mío.

 

Ermita de Lourdes

Bajemos por la acera de la izquierda y entremos por la C/Lourdes. Bonita ermita.

Es la Ermita de Lourdes con capacidad para 30 personas aproximadamente. En su interior alberga una imagen de la Virgen en miniatura. A partir del año 1973 se recuperó la fiesta en honor a la Virgen de Lourdes, donde año tras año en el mes de Febrero, la Ermita recupera su esplendor para celebrar este acontecimiento. Le recomiendo antes de continuar, bajar por la calle Calvario y asomarse al barranco, que por esta zona le llaman ya Barranco del Retiro o de los Chorros. ¿Puede oler a tierra mojada, a azahares o escuchar el canto de las aves en este rincón de la naturaleza? Contente a sus sentidos, se lo agradecerán, yo le espero en la Calle Principal.

 

Calle Principal

Continuamos bajando la Calle Principal y en el número 9 encontramos una casa de más de 100 años de antigüedad. Pero no es eso lo más importante. Lo que realmente le puede interesar es que fue residencia del Dr. Negrín junto a su familia de origen. Negrín, médico y político, nacido en Gran Canaria fue Presidente del Gobierno de la II República entre 1937 y 1945. Hoy, uno de los hospitales más importantes de esta isla, lleva en su honor el nombre de "Hospital Dr. Negrín” Esta casa vio nacer a una de las personas más célebres de la isla.

 

Parque del Dr. Fleming

Si dejamos la casa del Dr. Negrín a nuestra derecha nos metemos ya en la que se conoce como “La Vuelta o Curva del Chorrillo”, otro rinconcito encantador donde está ubicado El Parque del Dr. Fleming, o como le llaman los Vegueros, “Parque de los Enamorados”. Un pequeño espacio donde podemos descansar y disfrutar del silencio.

Demos una última vuelta por la trasera del Ayuntamiento antes de cruzar al otro lado de la Avenida Tinamar, no es capricho, no. Ya lo verá. Hay una pequeña entrada que lleva a la actual calle La Caldereta, un pequeño callejón peatonal que nos recuerda a la forma de las calles de antaño.

 

La Caldereta

Aquí se encuentra un mirador que nos permite observar una panorámica de las cumbres del Municipio, del casco de San Mateo y del cauce del Barranco de Los Chorros en dirección a la cuenca del Barranco Guiniguada.

La zona de La Caldereta, núcleo fundacional del casco de San Mateo, cuyo nombre hace referencia a una pequeña caldera volcánica situada en el lugar, muestra ejemplos representativos del estilo arquitectónico canario: casas de dos plantas, con tejados a dos o cuatro aguas, integradas en el paisaje. Conserva entre sus calles una representación variopinta de edificios destacados tales como el antiguo cine, la Casa de la Juventud y la Música, antiguo Ayuntamiento, o la Sala de Exposiciones La Caldereta, antigua vivienda de tipología canaria, restaurada y adaptada a tal fin. Además, en este edificio, puede solicitar información turística ya que se encuentra la oficina de turismo de San Mateo. Le recomiendo que entre y se tome su tiempo.

Y ahora si, antes de volver al coche, crucemos al otro lado de la Carretera para conocer uno de los mercadillos más concurridos de la isla. Mercado Agrícola y Artesanal de Vega de San Mateo. ¿Lo puede leer en esas naves de ahí enfrente? Vamos, crucemos.

 

Mercado Agrícola y Artesanal

La Vega de San Mateo invita al público cada fin de semana del año a comprar productos frescos en este mercado municipal. El queso, el vino y las verduras o frutas, son productos recomendables. También es de resaltar las diferentes plantas medicinales que aquí podemos encontrar. La muestra de artesanía es variada y original, ofrece artículos hechos a mano como cestas de mimbre, cuchillos canarios o artículos de cuero y madera que pueden suponer, un bonito regalo o un práctico recuerdo de este lugar.

Mientras realiza sus compras o disfruta de la rica oferta de este mercadillo, le espero tomando un café y pienso dónde haremos la próxima parada.

 

Aldea de Utiaca

Con la intención de seguir subiendo hasta la cumbre y recorrer la mayor parte del municipio que tiene una superficie de 37,89 kilómetros cuadrados, es decir, aproximadamente el 2,5% de la superficie de la isla, iremos ahora hasta Utiaca. ¿Qué es Utiaca?

Una pintoresca aldea localizada en el norte del municipio a tan sólo 4 kilómetros de aquí y a 850 metros de altitud. Su molino y los lavaderos son piezas de alto valor etnográfico. Sigamos la carretera del centro y cuando llegamos al cruce, le aviso.

Ya estamos, Teror-Tejeda, seguimos dirección Teror por la GC-42.

Ya hemos llegado, si continuamos atravesando este barrio hasta el cartel que señala el fin de poblado llegaremos a un Parking donde podemos aparcar y pasear cómodamente. Ya ve que no hay distancias para moverse en coche. En estas tierras podemos observar la dedicación de sus campesinos y reconocer el origen de los productos que acabamos de ver en el mercado. El agua procedente tanto de galerías como de nacientes es un recurso abundante en esta zona, pudiéndose ver como ésta discurre por el cauce del Barranco de La Mina.

 

Barranco de la Mina

Una de las consecuencias de la conquista de Gran Canaria, entre 1477 y 1483, fue el reparto de las tierras y de las aguas de la zona de la cumbre de la isla. Para su aprovechamiento se construyeron minas para captarla, largas acequias y canales para transportarla hasta las tierras bajas así como elementos para su distribución.

El Barranco toma el nombre de una mina que trasvasa aguas de la cuenca de Tejeda a la de Guiniguada y que mantiene, a su vez, el pequeño curso de agua permanente. Por esta zona se trazan varios de los tramos de la red de senderos que comunican, recorren y atraviesan los barrancos y distintos puntos de la isla. Le recuerdo que el senderismo es una práctica recomendable en toda la isla y en especial en la zona de las cumbres y medianías, donde es común encontrar saltos de agua, alpendres con su ganado propio de la zona y siempre una vegetación autóctona y llamativa. Entre todos los caminos reales y rutas de senderismo podemos destacar el del Barranco de la Mina, por su belleza. Es mejor que la vea usted, ya sabe donde está, cuando quiera puede volver.

Volvemos al aparcamiento para continuar nuestra visita. Mientras partimos vamos dejando a los laterales de la carretera las casitas de campo que conforman el segundo núcleo más importante del municipio, después de la Vega de San Mateo. Nos llevamos el sabor tradicional que desprenden esas casas de piedra seca con tejado de teja canaria a dos aguas.

Con estas vistas maravillosas que nos acompañan no tengo prisa por llegar, pero la verdad es que estamos cerca. Volvemos a desandar lo andado en coche por la carretera GC-42 y regresamos a la GC-15, seguimos en sentido ascendente hasta que llegamos a una rotonda y nos dirigimos en dirección Tejeda. Nos estamos adentrando cada vez más en el Espacio cumbrero. Constituye la amplia cabecera de la cuenca del Guiniguada, formada por diferentes barrancos, destacando el de La Mina con sus cursos de agua y sus correspondientes tributarios.

Estos cauces marcan fuertes incisiones en el relieve, aprovechándose los escasos espacios llanos y laderas a base de bancales para el desarrollo de los cultivos.

Estamos a pocos minutos de llegar a Lagunetas. Allí podrá ver el mayor número de bancales concentrados de la isla.

 

Las Lagunetas

Es un caserío situado a 1.100 metros de altitud. Por eso podemos observar esta niebla, frecuente durante momentos del año y autora de una de las imágenes más bellas de la isla, nuestro mar de nubes. Tal vez tenga la ocasión en nuestras siguientes paradas de ver cómo la niebla inunda el espacio, transformando el paisaje dejando a la vista, sólo algunos riscos que parecen estar flotando en el aire. A veces los pueblos quedan también escondidos tras la densa bruma. Si ha tenido la suerte de disfrutar de este paisaje nuboso, no olvide encender las luces.

Ya estamos en el pago de Las Lagunetas, un lugar donde siempre han recibido a sus vecinos emigrantes con ambiente festivo. Estas tierras que pisa usted ahora mismo, han sido testigo de numerosas idas y venidas a ó de América. Hoy son el reflejo de la emigración que experimentaron muchos hijos del pueblo. No es ninguna leyenda, es por esa realidad que una de las señas de identidad que conserva este pueblo es la Fiesta de los Indianos, cuyo origen parece remontarse a 1909.

Es una fiesta sencilla y arraigada a la rica historia que le tocó vivir a este barrio cumbrero, que cada año recuerda su ascendencia indiana y muestra la trascendencia que ha tenido la emigración en la historia local. El interés por conservar esta fiesta ha llevado al Ayuntamiento de la Vega de San Mateo a iniciar un expediente para tratar de lograr el reconocimiento oficial de las Fiestas de Los Indianos de las Lagunetas como Bien de Interés Cultural.

Comer un potaje de berros o de jaramagos acompañado de gofio o queso de la zona puede ser un auténtico placer y reconstituyente para continuar nuestra ruta. La carne de cerdo frita también es un plato a tener en cuenta de esta zona. Y más tímidamente, por el hecho de que va usted conduciendo le hablaré del vino, rico y buen aliado para este clima fresco. Pero mejor, se me ocurre otra alternativa. En cualquiera de los restaurantes le venden una botella de vino de la tierra tinto o abocado, muy consumido por los isleños y podrá saborearlo en otro momento más tranquilamente.

Después de comer no hay mejor paseo que el de las cumbres. Y por eso, hacia allá vamos.

Volvemos a coger la carretera GC-15 y avanzamos para realizar una de las visitas más recomendadas, La Cruz de Tejeda.

 

Cruz de Tejeda

Ofrece una de las más relajantes vistas de la Isla. Una gran cruz de piedra preside la entrada del Parador Nacional y en estos puestos que tenemos al rededor encontramos productos típicos de la zona entre los que destacan las traperas, el bienmesabe y el mazapán de Tejeda.

Este punto, por su ubicación en el centro geográfico de la isla, antaño fue una encrucijada de caminos. Todavía a finales de los años treinta no era una entidad consolidada, aunque en sus inmediaciones existían algunas parcelas de cultivo abandonadas y una cruz. También era zona de encuentro de rebaños de ovejas y cabras que pastoreaban en la zona en los meses estivales. Pero después de 1938, cuando se construyó el albergue de montaña diseñado por el artista grancanario Néstor Martín Fernández de la Torre, este enclave pasa a convertirse en un punto de referencia turística para toda la isla.

Hoy llegan hasta este lugar carreteras desde San Mateo, Tejeda y Artenara. Y, desde él, parten una buena red de senderos, antiguos caminos Reales rehabilitados, que tenían la misión de comunicar los pagos que hoy nos acercan cómodamente las carreteras.

El lugar recibe el nombre por la cruz labrada en piedra verde que viene a señalar el epicentro de la isla.

Si le apetece podemos entrar al Parador de Cruz de Tejeda y tomar un chocolate caliente en su cafetería, y mientras le hablo de la historia de este edificio.

Adelante.

El lado norte del Parador ocupa parte del suelo del municipio de Vega de San Mateo, mientras que la parte sur hace lo propio con el de Tejeda. El edificio, antiguo albergue de montaña, fue levantado en 1937 por el Cabildo Insular, siguiendo el diseño de Néstor, transformándolo más tarde, en 1968, en Parador Nacional hasta el año 1980 que perdería tal condición para pasar a ser hostería manteniendo en funcionamiento únicamente el restaurante y la terraza-mirador. Tras su reforma, se reincorporó a la red española de Paradores Nacionales.

¿Quiere tomar algo más?

Pues sigamos a visitar el pico más alto de la isla y donde el mar de nubes se convierte en un auténtico espectáculo digno de observar y como no, fotografiar.

 

Pico de las Nieves

El Pico de las Nieves es la mayor altitud de la isla de Gran Canaria. Alcanza una cota de 1.949 metros sobre el nivel del mar siendo la mayor altitud de la provincia de Las Palmas, que conforman las islas de Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria.

Su cumbre se localiza en el centro geográfico de la isla formando el límite de los términos municipales de San Bartolomé de Tirajana, Vega de San Mateo y Tejeda. Corona el reborde meridional de la meseta central de las cumbres de Gran Canaria, siendo sus lados norte, este y oeste suaves en contraste con la parte sur que es cortada abruptamente por precipicios de centenares de metros que conforman los escarpes de la Caldera o Depresión de Tirajana. Se halla recubierto por Pino canario repoblado en los años 1950, a los que hay que sumar, en medio del pinar o en zonas rocosas, retama amarilla y especies adaptadas a la gran altitud y condiciones climáticas severas como la magarza de cumbre, el tomillo de cumbre o la salvia blanca. El Pico en sí es un saliente rocoso e inaccesible a pocos metros del mirador de mismo nombre al que estamos accediendo por la carretera GC-150 hacia el Pico de las Nieves, a tan sólo 5 km de Cruz de Tejeda.

Mire, ya podemos ver los primeros pinos, este pinar nos avisa de que estamos en La Zona Recreativa de los Llanos de Ana López: situada en los altos de Cueva Grande- Este bosque cargado de vegetación propia de la cumbre de Gran Canaria y acondicionado para barbacoas, posee un parque lúdico en su interior. Dejamos atrás Los Llanos y a poca distancia, tras unas curvas en ascenso, envueltas de enigmática belleza llegamos al mirador Pico de Las Nieves. Podemos bajar del coche.

Prácticamente todo el terreno que rodea al Pico de las Nieves en su parte cimera es propiedad de las Fuerzas Armadas de España y aquí se asientan diversos sistemas radáricos y de telecomunicaciones. Puede disfrutar del paisaje mientras yo tomo fotografías.

Y como última parada y, donde me despediré de usted, iremos a Los Pozos de las Nieves.

 

Pozo de las Nieves

Situado a 1961 metros de altitud. Lugar donde se almacenaba la nieve en la cumbre para su transporte a la capital. Los hombres acumulaban la nieve dentro del Pozo para su traslado hasta el Hospital San Martín con fines terapéuticos, más tarde comenzó a usarse para la elaboración de helados y hoy nos sirve para conocer las costumbres y maneras con las que se vivía antaño. Pasear por estas cimas es un lujo mientras dispongamos de ropa suficiente para combatir el frío. Espero que el frío le sirva para congelar estas bellas imágenes que ha registrado hoy y que queden en su retina para siempre. Buen viaje.

Gracias y Hasta pronto.

 

Ver texto completo

HTML5 MediaElement

 

Folletos | Vídeos | Audioguías | Imágenes 360 | WebCams | DronEyes