Gran Canaria
Oficjalna strona Patronatu Turystyki Wyspy Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

Multimedia

Ruta de Santa María de Guía

Empecemos este recorrido conociendo algunos datos de interés de la historia de esta ciudad. La villa de Santa María de Guía, nombrada ciudad a partir de octubre de 1871, surge tras la conquista, a finales del S.XV…

cuando los nuevos señores de la zona deciden erigir una ermita en honor a esta figura religiosa alrededor de la cual se va desarrollando el núcleo urbano. En el año 1982 fue catalogada Conjunto Histórico Artístico Nacional por su numeroso y bien conservado patrimonio arquitectónico, que alberga muchos de los mejores ejemplos de arquitectura neoclásica del Archipiélago.
Para disfrutar plenamente de lo que Santa María de Guía tiene que contarnos, será necesario que dediquemos alrededor de dos horas de nuestro tiempo a la visita. La razón es que habrá que separarla en dos recorridos diferentes: uno, el correspondiente al casco histórico del municipio, y el otro, el que nos acercará al yacimiento arqueológico del Cenobio de Valerón, parada casi obligada si nos hemos acercado hasta este hermoso municipio del norte de Gran Canaria con ganas de conocer sus secretos.
Varias son las formas de llegar a esta bella población del norte de la Isla. Si nos encontramos en el Sur, podemos llegar en automóvil yendo en dirección a Las Palmas de Gran Canaria dondepodemos dirigirnos por la circunvalación a nuestro destino.
Desde Las Palmas de Gran Canaria, varias son las líneas de guaguas que, en la estación de San Telmo, nos conducirán a nuestro destino. En automóvil tomaremos, una vez que estemos en la autovía marítima que une el barrio de Vegueta con el puerto, los túneles de Julio Luengo para coger la autovía del Norte. 
En nuestro trayecto podremos ver el auditorio Alfredo Kraus, que preside la emblemática playa de Las Canteras; pasaremos frente al monumento al Atlante, del escultor Tony Gallardo, hecho de piedra volcánica, desde cuyo mirador se puede observar la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Siguiendo la vía a Guía, nos encontraremos con las Salinas del Bufadero, donde es habitual la práctica del nudismo; el Puertillo, en Arucas; los pagos de Quintanilla –ojo con las indicaciones al límite de velocidad, porque la zona está controlada por radares-, San Andrés, el Pagador y San Felipe, que tiene unas conocidas piscinas de agua natural.
Llegamos a la conocida cuesta de Silva, en Moya, desde donde podemos visitar el Cenobio de Valerón, un conjunto de cuevas cuyo uso como granero está datado en la época prehispánica.

Cenobio de Valerón

El yacimiento del Cenobio de Valerón cuenta con varios niveles de cuevas y agujeros que, presumiblemente, sirvieron de granero colectivo para los aborígenes canarios hasta la conquista de la isla. Al venir de Las Palmas de Gran Canaria por la carretera del norte tras atravesar el primer puente y el primer túnel, y antes del puente de Silva hay que salir a mano izquierda.
Acompáñeme, el camino es sencillo y la experiencia merece la pena: el Cenobio de Valerón es uno de los hallazgos arqueológicos más espectaculares de la isla de Gran Canaria. Hoy en día se reconoce como un enorme granero colectivo, colgado literalmente sobre los escarpes de la denominada “Cuesta de Silva”. Este conjunto presenta más de 350 cuevas, cámaras y oquedades y silos dispuestos en varios niveles destinados a la custodia de los cereales, preciados alimentos de la época prehispánica. Se puede visitar de martes a domingo de 10 a 17:00 horas de octubre a marzo y de 10 a 18:00 horas de abril a septiembre. Pero mejor me callo yo unos minutos, para que los numerosos paneles informativos que hay dispuestos puedan contarle mejor la historia del lugar.
Una vez finalizada esta visita si lo desea, retome la carretera y continúe hacia el casco histórico de Santa María de Guía, donde empieza la segunda parte de nuestra visita.
Pasado el impresionante barranco de Moya, llegamos a Guía, en cuya entrada se encuentra la villa Melpómene, donde el compositor Camile Saint-Saens tuvo largas temporadas de descanso.

Casco Histórico

Nuestra visita por el casco histórico de Guía será de aproximadamente una hora de duración.
Ya que la iglesia en honor a Santa María de Guía fue el núcleo central a partir del cual se formó la ciudad, iniciaremos nuestro paseo por las hermosas y coloridas calles del casco histórico a partir de la misma. Si ha venido en vehículo privado, les invito a que aparque el coche y se dirija la iglesia de Santa María de Guía.

Iglesia de Santa Mª de Guía

La planta original comenzó a construirse nada más terminar la conquista de Gran Canaria, pero a finales del S.XVII, debido al aumento de la población, se decidió ampliar el templo y se construyó encima el actual edificio. En la fachada conviven las tendencias barrocas del cuerpo central con uno de los ejemplos más claros de neoclasicismo de toda Gran Canaria: el de las dos torres que flanquean la entrada. Si lo desea franqueemos las robustas puertas de madera y pasemos al interior del templo.
A la derecha, junto a la torre del reloj, encontramos una pequeña capilla interior de cubierta mudéjar. Siguiendo hacia el fondo de la iglesia hallamos la figura del ‘Cristo de la oración en el huerto’, del destacado imaginero Luján Pérez, quien también fue el creador de las imágenes situadas en la cercana capilla del Calvario. Luján Pérez, nacido en esta ciudad, es también el autor de la imagen de San Sebastián, de estilo barroco, que se encuentra casi a la salida del templo.

Casa de Néstor

Desde la iglesia, tomando a la derecha por la calle San José, atravesaremos callejones repletos de colores y recuerdos hasta que regresemos, por el otro lado, a donde hemos dejado el coche. A pocas decenas de metros de la iglesia, haciendo esquina con la calle Canónigo Gordillo, se encuentra la casa en la que hace un siglo nació Néstor Álamo: escritor, compositor y una de las figuras que más ha hecho por la música popular de Canarias. Además, en este bonito edificio puede visitar también la oficina de turismo del municipio donde le atenderán gustosamente.
Después de esta visita le pido que continuemos juntos el recorrido por el casco de esta ciudad y su interesante historia.
Arquitectura civil de estilo neoclásico
La calle de San José por la que hemos comenzado el recorrido desemboca en la calle Canónigo Gordillo, donde encontramos numerosos ejemplos de arquitectura civil de estilo neoclásico. Síganme hacia la derecha y lleguemos a la intersección de la calle del Agua, que subiremos apreciando la arquitectura circundante hasta llegar a San Roque y su ermita. Tomemos a la izquierda y volvamos a bajar, camino de nuevo hacia donde iniciamos nuestro paseo, pero por el otro lado. En esta calle se encuentra la curiosa ermita de San Antonio, con su balcón canario de madera, y, de nuevo, lindísimos ejemplos de arquitectura civil con sus fachadas coloridas y muy bien conservadas.

Un paseo por la plaza

Nuestro recorrido llega a su fin, pero antes de finalizar, y una vez llegados de nuevo a la plaza de la Iglesia me gustaría que demos un paseo por la zona, donde se encuentra el busto dedicado al Canónigo Gordillo, insigne personaje guiense. Pero no todo es cultura e historia en Guía. Ya que estamos por la zona, les invito a que dediquen los siguientes minutos a disfrutar de las especialidades de la ciudad: su excelente queso de flor, que es una de las joyas de la gastronomía canaria; su repostería de calidad, y la cuidada belleza de su artesanía tradicional.
Yo espero que nuestra ruta por la ciudad de Guía le haya resultado tan amena como a mí, y le invito a que continúe recorriendo la isla de Gran Canaria con nosotros. Gracias y hasta pronto.

Ver texto completo

HTML5 MediaElement