Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

Multimedia

Podcasts

 

 

Casco Histórico de Ingenio

Breve historia del lugar: El cariño y el respeto de Ingenio hacia su legado histórico, como los importantes yacimientos arqueológicos, su casco histórico o las tradiciones culturales en forma de artesanía y costumbres se manifiestan en sus calles bien cuidadas y en el mimo con el que mantienen viva la llama de la tradición…

Este paseo por Ingenio durará aproximadamente unas dos horas y media, habida cuenta de que tendremos que desplazarnos al cercano barranco de Guayadeque, pues no debemos perder la oportunidad de conocer los secretos que tiene para contarnos el antiguo asentamiento aborigen de la zona.

Fue Ingenio un municipio eminentemente azucarero, con una producción durante el S.XVI digna de figurar en los registros de los mayores mercados europeos. De esta actividad recibe el municipio su nombre y también parte de su antigua población, llegada de África y puesta a trabajar como esclava en las plantaciones. Hoy en día, la reproducción de un enorme trapiche azucarero, situado en la subida que lleva al pueblo y al casco histórico, da fe del pasado azucarero de la zona. Pero vayamos poco a poco. Recorramos la subida que lleva al casco histórico, haciendo una parada para repostar en la Casa de Postas. Adentrémonos seguidamente en el casco histórico, con un paseo a pie por sus bellas y cuidadas callejas. Disfrutemos de sus edificios y molinos. Finalmente, desplacémonos a Guayadeque para conocer el pasado prehispánico de la isla, que tiene una amplísima representación en este impresionante monumento natural.

Casa de postas

La primera parada de nuestra ruta la haremos en la subida que lleva al casco histórico de Ingenio en la antigua Casa de Postas. Se encuentra a la derecha subiendo por la carretera general GC-196, poco después de dejar atrás el enorme trapiche azucarero que atestigua el pasado azucarero de la comarca. La Casa de Postas se construyó en el S.XIX, pero se encuentra en perfecto estado de conservación debido a un esmerado proceso de restauración que ha respetado la estructura y diseño originales. Para visitarla por dentro, cosa que les recomiendo que hagan, debemos ir en horario de mañana de 09.00 a 13:00 horas o bien por la tarde de 16:00 a 20:00 horas. Acompáñenme a la Oficina de Información Turística, que nos servirá para proveernos de mapas y folletos explicativos de todos los secretos del municipio y de la isla. Hagamos una parada de unos quince minutos, como hicieran durante siglos en este mismo lugar los viajeros que atravesaban la comarca del Sureste. Disfruten de su hermosa arquitectura, de la belleza del patio interior, de las obras de arte de su sala de exposiciones o de la variopinta muestra de manufacturas de su tienda de artesanía. Yo les espero fuera para comenzar nuestra visita por el casco histórico.

Parque Néstor Álamo

Adentrémonos despacio en el casco histórico de Ingenio. Le recomiendo que si ha venido en vehículo particular, aparque el coche por las inmediaciones del Parque Néstor Álamo. Ésta será la segunda parada de nuestra visita. El resto del recorrido por el casco lo haremos juntos, dando un agradable y tranquilo paseo que durará unos cuarenta minutos. El parque Néstor, de sosegada belleza, nos muestra la reproducción del proceso que llevaba a cabo un antiguo molino de agua, de los que tanto abundaban por la zona. Se trata del Molino de Antoñico Bordón. Además, el parque nos reserva la vista de uno de los tesoros naturales de la isla: fíjese en aquella palmera que se alza delgada y majestuosa... les presento a la palmera ‘de Paquesito’, considerada la más alta de Gran Canaria.

Y de Molino a molino, no deje de visitar el Molino de Los López que está situado en la c/ La Rueda: se trata de un molino que utiliza la fuerza del agua para moler el grano que se convertirá en el conocido gofio canario (maíz tostado y molido). Recién restaurado, esta construcción mantiene aún hoy el uso tradicional que siempre tuvo.

Casas artesanales/Escuela-taller municipal de artesanía

Ingenio es conocido por la belleza y calidad de su artesanía, lo que no es sino una muestra más del amor y respeto que sienten sus habitantes por la tradición popular. A sus hermosos calados, y a quienes los hacen posibles, ha dedicado el municipio una escultura en la plazoleta de San Blas, junto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. Pero antes de llegar allí, acompáñeme por el camino empedrado de la calle José Ramírez, que parte de la Plazoleta del Cuarto, tomando a la derecha. Un paseo de unos cinco a diez minutos nos conducirá a las Casas Artesanales, que como escuela-taller de artesanía aglutina a artistas manufactureros de toda la comarca, y que gracias a sus hornos en activo sirve de auténtico centro de operaciones de una tradición que se ha mantenido viva a lo largo de los años.

Panaderías artesanales

La elaboración del pan de puño, amasado de manera artesanal y cocinado con esmero en hornos de leña, es conocida y apreciada en toda la isla. A mitad del siglo pasado, eran más de veinte las que servían el delicioso pan de puño; actualmente existen dos panaderías que siguen el modelo tradicional: la de Amaro y Lina, situada en la calle El Granero con un horno de 250 años de antigüedad, y la de Ritita en el Puente, ambas, están abiertas hasta las 11 de la mañana. Si está interesado en adquirir este pan artesanal también puede adquirirlo en las típicas tiendas de “aceite y vinagre” de Ingenio.

Si lo desea, podemos dedicar unos minutos a visitarlas a lo largo del casco y conocer los secretos de su arte culinario.

Plaza e Iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria

En nuestro paseo a pie por el casco histórico pasaremos por la calle Nueva, donde nos encontraremos con el Taller Municipal de Artesanía, si está abierto, podrá observar en su planta alta, que alberga un pequeño museo de artesanía de Gran Canaria. El recorrido culmina en la plaza e iglesia de La Candelaria, en lo alto de la villa de Ingenio.

Ahora, me gustaría que se fijara en el esmero con el que los habitantes de Ingenio cuidan sus parques y jardines. Disfrutemos juntos de la indiscutible belleza del entorno, que sirve de punto de encuentro y epicentro de actividades lúdicas y culturales del municipio.

Una vez delante de la iglesia de Ntra. Sra. de la Candelaria, tómese su tiempo mientras yo le cuento lo más destacado de la misma. Si se fija, la planta es rectangular, cuenta con tres naves y las puertas de la fachada de la iglesia son de arco de medio punto que junto a la cúpula que gobierna su techumbre, aporta a la plaza una singularidad propia y acogedora. Alcemos la vista y contemplemos las campanas, pues son una muestra de la gran relación que ha habido históricamente entre Canarias y Cuba: al parecer, algunas de estas campanas fueron construidas en La Habana y donadas por isleños que emigraron a Cuba en el S.XIX. En 1820 cruzaron el Atlántico y llegaron a Ingenio. ¡Sorprendente! ¿Verdad?

Si lo desea, acompáñenme ahora a buscar refugio entre los muros de la preciosa iglesia, construida sobre las ruinas de una anterior ermita de la que hay referencias ya desde 1565. En su interior encontramos una Virgen de La Candelaria de madera policromada de varios siglos de antigüedad y varias imágenes atribuidas al imaginero grancanario Luján Pérez.

Una vez finalizado nuestro recorrido por el casco histórico de Ingenio, me gustaría enseñarle uno de los lugares más interesantes de la Isla, el Barranco de Guayadeque. Para ello, le recomiendo que se desplace en vehículo ya que Guayadeque queda a las afueras de los cascos urbanos de Ingenio y de Agüimes. Le espera un lugar diferente y con un gran valor natural. ¿Nos vemos allí?

Barranco de Guayadeque y Museo del Sitio

Entre los municipios de Ingenio y Agüimes se encuentra uno de los monumentos naturales más interesantes de Gran Canaria, e incluso de toda Canarias. Se trata del barranco de Guayadeque, verdadero acuífero de la zona, paraje natural de sobrecogedora belleza y uno de los asentamientos aborígenes más importantes de las islas. Cientos de cuevas excavadas en la toba volcánica dan fe de la enorme cantidad de gente que vivía antaño en este paraje. Los hallazgos arqueológicos como momias, vasijas y demás útiles de la vida diaria se cuentan por miles; muchos de los cuales fueron saqueados a lo largo de los siglos XVIII y XIX, aunque otra gran cantidad se encuentra bien conservada en el Museo Canario ubicado en Las Palmas de Gran Canaria, cita ineludible para adentrarse en la historia y conocer de primera mano como eran y vivían los aborígenes canarios.

Además de los núcleos habitacionales, las cuevas funerarias y los restos arqueológicos de objetos cotidianos de la vida aborigen, en Guayadeque se han encontrado importantes manifestaciones de arte rupestre. El Museo del Sitio de Guayadeque, situado a la entrada del barranco, va a ilustrarnos sobre todos estos detalles y muchos otros relacionados con la riqueza natural y arqueológica del lugar. Si desea visitarlo, le informo de su horario: de Martes a Sábado de 09.00 horas a 17:00 horas y los domingos de 10.00 horas a 18.00 horas. Los lunes cierran.

Una vez hayamos abandonado el Museo y si desea seguir recorriendo el barranco de Guayadeque, debe seguir la carretera que serpentea de forma ascendente. Si se fija, verá a mano izquierda en la misma montaña, un poblado de casas cuevas dónde vive la gente en la actualidad y a continuación una pequeña ermita excavada en la toba volcánica. Por otro lado le indico que a lo largo de este recorrido por el barranco podrá conocer de primera mano no solo este tipo de asentamiento en cuevas sino la gastronomía típica del lugar con sus restaurantes-cueva. ¡Le aseguro que no le dejará indiferente!

Yo me despido y espero que haya disfrutado de un agradable paseo en mi compañía. No quiero dejar de recomendarle que continúe visitando con nosotros otros rincones de la isla de Gran Canaria. ¡Le sorprenderán! ¡Gracias y hasta pronto!

 



Suscribirse a las Audioguías de Gran Canaria: Itunes  -   RSS