Gran Canaria
Web Oficial de Turismo de Gran Canaria
Silueta Gran Canaria Mapa del Sitio
Gran Canaria

Salud

La estupenda suerte de la planta fea

Hubo una época en que eran pocos los que se fijaban en la planta del Aloe Vera. No era así en la antigüedad, pues es conocido que tanto Cleopatra, como las más bellas de la antigua Roma, cuidaban su piel con remedios extraídos de esta planta.
 
Pero hubo un tiempo en que el Aloe Vera quedó olvidado. Las propiedades que escondía dejaron de interesar, de repente. Y el Aloe cayó en el olvido, ya que no era precisamente la más llamativa dentro de la extraña y colorista flora de Canarias. No despertaba la admiración de las palmeras ni de los dragos de los barrancos.

Pero resultó que la Naturaleza, que siempre ha sido amable con Gran Canaria, también lo fue con la variedad de Aloe que crece en la isla. Porque la planta picuda, que crecía de cualquier modo en las laderas más al sol, guardaba componentes extraordinariamente valiosos para el cuidado de la piel. Componentes que despertaron el interés de los fabricantes franceses de cosmética, a fines del siglo XX.
 
Hoy en día se ha probado que el Aloe cuenta con un sinfín de propiedades beneficiosas para la hidratación y cuidado de la piel. Por ello se utiliza en la fabricación de cremas hidratantes, de jabones, de champú y hasta de maquillaje. Además se usa en la industria farmacéutica, por su poder cicatrizante y calmante. Toda una amalgama de beneficios para la salud que ahora se reutilizan en los tratamientos de los centros de bienestar de Gran Canaria. Tratamientos que aprovechan la excepcional calidad de la variedad de Aloe que se cultiva en la isla, considerada entre las mejores del mundo por su alta pureza.

Porque el clima de Gran Canaria favorece que el Aloe del archipiélago produzca una gelatina natural que no necesita ser tratada. No se cambia la temperatura del producto obtenido, ni se cambia su presión, ni se estabiliza. Se aprovechan las condiciones del extracto de la planta. Tal cual. Sus propiedades naturales enriquecen decenas de productos en las mejores perfumerías europeas. Sus propiedades se aprovechan en los laboratorios de las mejores industrias de cosmética y desde hace unos años, forman parte de los tratamientos naturales que se ofrecen en los centros de salud y bienestar de Gran Canaria.
 
La naturaleza fue generosa con Gran Canaria. Eligió la isla para dejar que una variedad muy particular del Aloe Vera creciera y creciera, durante siglos. Mil años después nos hemos dado cuenta de que teníamos un tesoro. Una planta picuda que regala su estupenda buena suerte. Una de las mejores "medicinas naturales" que podrá encontrar en los centros wellness de Gran Canaria.

¿Te interesa conocer más detalles sobre la producción de Aloe Vera en Gran Canaria?
Más información en Pelladegofio, la revista del mundo rural de Canarias